24 Jul 2017 - 3:59 p. m.

Más de 10.000 fachadas intervenidas para desmarginalizar barrios en Bogotá

El programa, ideado para transformar el paisaje de comunidades marginales y generar apropiación comunitaria, ha beneficiado a más de 9.000 personas de 15 barrios.

Redacción Bogotá

Secretaría de Hábitat de Bogotá
Secretaría de Hábitat de Bogotá

La administración distrital, en cabeza de la Secretaría de Hábitat, reportó este lunes que ya concluyó la primera fase de su programa para ponerles color a viviendas de localidades marginales, con lo que le apuesta a generar entre los ciudadanos apropiación del entorno. Según el Distrito, que lanzó la iniciativa en octubre pasado, ya han sido intervenidas más de 10.000 fachadas en el marco del programa ‘Desmarginalizar’.

Las intervenciones abarcan 15 barrios de localidades como San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Suba, Bosa, Usme y Rafael Uribe Uribe, donde el color y la pintura se han configurado como “elementos transformadores” para generar espacios de participación, diálogo, sentido de pertenencia en las comunidades y fortalecimiento de las capacidades humanas.

De acuerdo con la secretaria de Hábitat, María Carolina Castillo, más de 9.000 personas han resultado beneficiadas por el programa, quienes –desde la selección del color, el concepto y diseño– han trascendido del mero hecho de pintar fachadas, para gozar de actividades que involucran a los vecinos y les ayudan a mejorar el entorno, la convivencia, desarrollar el liderazgo y contribuir al progreso.

“El 21% del suelo de Bogotá ha sido ocupado de manera informal, por eso es tan importante la estrategia para poder llevarle a esos bogotanos más vulnerables servicios públicos, vías, conectividad efectiva al sistema de transporte masivo y unas condiciones adecuadas de espacio público en su entorno”, manifestó la funcionaria.

A su turno, Miguel Ayala, director de la Fundación Orbis –que participa de forma conjunta en la implementación del programa– sostuvo que ‘Desmarginalizar’ se configura como el primer paso en la generación de espacios de encuentro y trabajo solidario en las comunidades, “que contribuyen de manera directa a la convivencia social, el respeto por el otro, el reconocimiento de las diferencias y la generación de puntos en común para la negociación y la concertación social”.

El Distrito destacó que el programa incluye un componente de capacitación para los habitantes en diversas actividades de formación laboral. Así, 218 personas han resultado beneficiadas con cursos de estuco y pintura, trabajo avanzado en alturas, manipulación de alimentos y belleza.

Síguenos en Google Noticias