15 Nov 2019 - 2:55 p. m.

Más de 500 conductores de Transmilenio y SITP protestan por condiciones laborales

De acuerdo con los trabajadores, a final de año habrá una "masacre laboral" ya que finalizan los contratos de concesión de los operadores de los que hacen parte, y en la licitación para renovar los concesionarios no se acordó la inclusión del personal actual.

Redacción Bogotá - Bogota@elespectador.com

El descontento de los conductores radica en que muchos de ellos tendrán dificultades para conseguir nuevos empleos, pues son mayores de 50 años o tienen quebrantos de salud, producto de las largas jornadas frente al volante. / Tomada de Twitter: @maferojas
El descontento de los conductores radica en que muchos de ellos tendrán dificultades para conseguir nuevos empleos, pues son mayores de 50 años o tienen quebrantos de salud, producto de las largas jornadas frente al volante. / Tomada de Twitter: @maferojas

"Masacre laboral". Esa fue la razón principal por la que más de 500 conductores de Transmilenio (TM) y del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) realizaron un plantón en la mañana de este viernes en los alrededores del Portal de Suba, en el noroccidente de Bogotá. La masacre laboral que denuncian los conductores radica en que casi 700 de sus colegas se quedarán sin trabajo cuando finalice el año, y muchos de ellos llevan los 20 años de operación de TM sirviendo al sistema.

Como es natural, la manifestación generó traumatismos en la movilidad del sector y en la operación de TM, pero, más allá de eso, los conductores evidenciaron su malestar por la decisión irrevocable de despedirlos. Esto, porque los contratos de los operadores de los que hacen parte finalizan este año, pues son los concesionarios originales del sistema y serán reemplazados por los nuevos operadores que desde este año pusieron a rodar más de 1.400 articulados y biarticulados nuevos por las troncales de TM.

Los trabajadores, que conducen unos 1.300 buses de TM, dicen que su futuro laboral es incierto, que algunos de ellos están próximos a pensionarse o que muchos tienen secuelas laborales, sobre todo físicas, que les harán difícil conseguir un nuevo empleo. También aseguran que en el proceso de renovación de flota no se tuvo en cuenta el futuro laboral de los conductores, motivo por el que se llegó a este punto.

En el plantón también hicieron presencia concejales como María Fernanda Rojas (Alianza Verde), quien explicó que en la licitación para la renovar la flota más antigua del sistema, correspondiente a las fases I y II (Autopista Norte, Calle 80, Av. Caracas, NQS, Av. de las Américas y Av. Suba), no se incluyó la obligación de contratar, al menos de forma temporal o a las personas más vulnerables de los concesionarios salientes, por lo que la decisión de darles empleo queda en manos de los nuevos concesionarios.

“No hay nada que obligue a los nuevos concesionarios a contratar a los antiguos trabajadores mucho menos a mantener las mismas condiciones laborales. Causa especial preocupación las personas mayores de 50 años o con algunos quebrantos de salud, que es más difícil que sean contratados nuevamente”, alegó la cabildante.

Rojas se refirió de forma específica a la situación del operador Transmasivo, pues asegura que hace parte de forma mayoritaria del nuevo consorcio Capitalbus S.A.S., que se quedó el contrato para operar en el patio del Portal de las Américas. A pesar de ello, señala la concejal, el nuevo concesionario no tiene ninguna obligación de mantener su actual planta de personal, o al menos parte de ella

Al respecto, TM precisó que es inadecuado hablar de una "masacre laboral", pues asegura que se trata de contratos celebrados entre los concesionarios y los trabajadores bajo términos establecidos por cada una de las empresas. El sistema también asegura que organizó siete ferias de trabajo desde 2017, "Es importante recordar que con la renovación de la flota de las fases I y II que inició en junio pasado y que contempla la llegada de 1.441 buses nuevos, así como las licitaciones para la provisión de más de 3.000 nuevos vehículos del SITP, se está generando una fuente de trabajo significativa para Bogotá".

Asimismo, el sistema indicó que los operadores de la nueva flota requerirán unos 1.800 conductores para TM y 2.000 para el SITP. El gran objetivo es vincular a más de 12.000 trabajadores para 2021, por lo que en las próximas semanas se llevará a cabo una nueva feria de empleo a la que serán convocados los conductores interesados en vincularse a los nuevos operadores.

Comparte: