22 Jun 2021 - 2:03 a. m.

Metro de Bogotá cambió cronograma de inicio de obras “por pandemia y paro nacional”

Sin embargo, de acuerdo con la Empresa Metro, las modificaciones no derivarán en retrasos en la fecha de entrega de la obra: marzo de 2028. Los cambios fueron necesarios porque el concesionario no ha podido completar algunos estudios, diseños y otros trámites requeridos para el inicio de las obras.

El metro de Bogotá, la obra más compleja y con más largas en la historia de la capital, volvió a presentar cambios en su cronograma. Este mes, entre la Empresa Metro de Bogotá (EMB) y el concesionario chino que construirá la obra acordaron aplazar el inicio de obras hasta el 17 de agosto, algo que según la EMB no incidirá en la fecha de entrega del viaducto de 24 kilómetros y el patio-taller, prevista para marzo de 2028.

Las obras en el patio-taller, que estará ubicado en el sector de El Corzo, en la localidad de Bosa, estaban previstas primero para mayo y luego para junio. Ahora, según la EMB, debido a “inconvenientes derivados de las restricciones por la pandemia y las dificultades de movilización ocasionadas por el paro nacional”, estas obras se pospondrán hasta el próximo semestre.

A la par de los trabajos en el patio-taller, la EMB preveía iniciar obras en la avenida Caracas con calle 72, punto de llegada del metro, en la localidad de Chapinero. Dichos trabajos también se pospusieron y ahora la nueva fecha de inicio es el 17 de septiembre.

Sobre este nuevo retraso en las obras y cómo se hará para que no deriven en una nueva fecha de entrega, el gerente de la EMB, Leonidas Narváez, aseguró que “la Empresa Metro de Bogotá, junto con el concesionario Metro Línea 1, han desarrollado un plan de trabajo coordinado para que estos cambios en el contrato y en las fechas de inicio no impliquen un desplazamiento de las fechas de entrega de las obras y mucho menos en la fecha de inicio de la operación del sistema”.

Asimismo, Narváez explicó que las modificaciones fueron necesarias debido a que el concesionario no ha podido completar algunos estudios, diseños y otros trámites requeridos para el inicio de las obras, tanto en Bosa como en Chapinero, debido a los confinamientos que decretó el Distrito para mitigar el contagio de Covid-19 y demás restricciones ocasionadas por los casi dos meses de protestas en el marco del paro nacional.

Además de los estudios y trámites, la obra también se ha visto afectada por las trabas que ha tenido el proceso de gestión de los predios necesarios para la construcción del metro y las estaciones, así como el traslado anticipado de redes de servicios públicos. Ante las dudas sobre los posibles impactos económicos de este nuevo aplazamiento, la EMB aseguró que los cambios en el contrato no implicarán afectación económica para ninguna de las partes ni habrá sobrecostos.

“Tampoco incluye variación alguna en las especificaciones técnicas de la obra y todos los diseños realizados por el concesionario deberán contar con la No Objeción, tanto de la EMB como de la interventoría, antes del comienzo de las obras”, agregó la empresa, que por último indicó que esta fase previa de las obras terminará en enero de 2023, mientras que la fase de construcción culminará en septiembre de 2027. Desde ese momento arrancará una fase de pruebas, certificaciones para la puesta en marcha del sistema de transporte, prevista para marzo de 2028.

Comparte: