27 Jan 2020 - 5:57 p. m.

Metro de Bogotá irá hasta la calle 100 y Regiotram norte reemplazará a TM por la Séptima

La alcaldesa Claudia López y el director del IDU, Diego Sánchez, anunciaron la extensión del proyecto que la anterior administración dejó adjudicado hasta la calle 72 con Av. Caracas. También detallaron otras importantes para la movilidad de la capital.

Redacción Bogotá - Bogota@elespectador.com

Con la intención propuesta se suman unos 2 kilómetros al proyecto que hoy contempla la construcción de 23,9 km.  / Empresa Metro de Bogotá.
Con la intención propuesta se suman unos 2 kilómetros al proyecto que hoy contempla la construcción de 23,9 km. / Empresa Metro de Bogotá.

Entre los retos más grandes que tiene la administración de una capital como Bogotá está la gestión de la movilidad, un dolor de cabeza en los últimos años para el que el Distrito cree tener un alivio eficaz durante este cuatrienio. La alcaldesa, junto al director del Instituto de Desarrollo urbano (IDU), Diego Sánchez, anunciaron este lunes varios proyectos que esperan dejar en marcha. El primero de estos será la extensión del metro que se contrató durante la anterior administración, y que ahora llegará hasta la calle 100. En este momento, el proyecto ya contratado y en proceso de ejecución va desde el Portal de las Américas, entre Bosa y Kennedy, hasta la calle 72 con Av. Caracas.

La idea del Distrito es que la primera línea del metro se extienda unos 2 kilómetros por la Caracas y la Autopista Norte, hasta la calle 100. En este punto se conectarán el metro y el TM de la 68, con lo que la troncal alimentará en dos puntos el sistema férreo. El otro es en la Av. Primero de Mayo. 

"La troncal de la Av. 68 que llega hasta la 100 solo será realmente alimentadora del metro si se conecta de punta a punta. La troncal que se licitó la semana pasada alimenta el metro en el sur, pero si llega hasta la 100 y el metro llega hasta la calle 72, no sirve. Para que realmente sea un sistema vamos a extender el metro", notificó López.

Vale recordar que la adjudicación del contrato para construir la troncal de Transmilenio (TM) por la Avenida 68 le significó a la alcaldesa López varias críticas, incluso algunas de ellas por parte de sus propios partidarios. Si bien la mandataria había prometido en campaña construir por ese corredor un tranvía o un metro ligero, la anterior administración dejó todo listo para construir la línea de TM que, de todas formas, ya estaba atado al metro, proyecto que se espera sea la columna vertebral del transporte público capitalino.

Eso no implica, según explicaron los funcionarios, que ya no vayan a ejecutar la propuesta de campaña de alargar el metro hasta el noroccidente de la ciudad, en beneficio de las localidades Suba y Engativá. La propuesta se mantiene en firme y ahora lo que viene es el inicio de los estudios para saber cuánto puede costar la extensión y el inicio de la segunda línea de metro, paso que empezará a finales de este mes.

"Lo segundo que vamos a hacer es la extensión del metro hasta Suba y Engativá. En el POT de la anterior administración había la opción de extenderlo hasta el occidente o hasta el norte, pero los estudios confirman que lo que tiene más demanda y mejor coste-eficiencia es llevar el metro hasta ambas localidades". El trazado exacto de la segunda línea del metro lo definirán los estudios, pero por ahora se ratficó que la propuesta de campaña es viable.

En otras palabras, que el Regiotram del norte, que irá por la carrera Novena, será el reemplazo de la troncal de la Séptima que en este momento tiene una licitación en suspenso por orden de un juez. En la Séptima, entonces, el Distrito planea la construcción de un corredor ecológico basado en movilidad limpia y nuevo espacio público.

En su explicación, la mandataria afirmó que tiene razones para tomar la decisión de no hacer el TM por la Séptima, un proyecto del que se viene hablando hace unos 15 años, como los cuestionamientos sobre planeación y urbanismo que han hecho entes de control y la justicia. 

De igual forma, el Regiotram de occidente, que también quedó contratado y en proceso de ejecución, hará innecesaria la construcción de una troncal de TM por la calle 13, proyecto que también estaba previsto en el plan original del sistema. En síntesis, según concluyó la alcaldesa, “las troncales que alimenten el metro se van a construir y las troncales que reemplacen el metro no se van a construir”.

Comparte: