Publicidad
20 Jun 2022 - 6:24 p. m.

Movilidad en Bogotá: ¿una solución en las grandes obras?

La oscuridad en que está inmersa la ciudad en materia de movilidad, ha llevado a replantear el modelo del vehículo particular y empezar a depositar la confianza en las megaobras que adelanta el Distrito.
Obras para mejorar la movilidad de Bogotá.
Obras para mejorar la movilidad de Bogotá.
Foto: Unidad de Video

Un dolor de cabeza. Así es como los ciudadanos han definido las tortuosas horas que diariamente deben soportar para movilizarse en Bogotá. Los casi tres millones de vehículos particulares (entre carros y motos) han colapsado el sistema de movilidad tradicional desde hace varios años. Para cambiar el panorama, parece que ahora solo queda depositar la confianza en las grandes obras, que adelanta el Distrito.

La pesada movilidad no es solamente un tema de percepción ciudadana, pues el último estudio de Traffic Index, perteneciente a la plataforma de tecnología de geolocalización TomTom, revela que los bogotanos sumaron a sus recorridos habituales 126 horas en congestiones viales en 2021. Esto significa 55 % más de tiempo de lo que normalmente demoraría un recorrido. Para dimensionar el tema, ese período se traduce en estar cinco días seguidos en un trancón, tiempo suficiente para ir y volver tres veces desde la capital al Cabo de la Vela.

Le puede interesar: Radio Inquebrantables, las voces tras las rejas en la cárcel Distrital de Bogotá.

Y es que con los casi 2,6 millones de vehículos y los más de 510.000 motocicletas, es apenas normal que se sature la movilidad en los corredores viales. Por esto, se recibe con normalidad la noticia de que Bogotá sea considerada la ciudad con peor tráfico de carros particulares en Sudamérica.

José Stalin Rojas, experto en el tema, aclara que la situación de movilidad en la capital es muy grave, y el constante aumento del carro particular no hace más que complicar las cosas para los ciudadanos. “Solo nos salvará de la congestión, un mejor sistema integrado de transporte público, y esto significa, una red de metro, algunas troncales, mejor infraestructura para la bicicleta”, indicó Rojas.

Las grandes obras

El oscuro panorama de movilidad que vive la ciudad no es una temática ajena al Distrito, pues desde las últimas administraciones se ha trabajado para estimular el uso de transportes alternativos, incentivar el transporte público y exaltar las megaobras de infraestructura, que buscan marcar un nuevo capítulo en la capital.

  • Primera Línea del Metro de Bogotá

Se ha convertido en la obra insignia para ponerle cara a los problemas de movilidad en la ciudad. Con un costo de casi $14 billones, es un proyecto que ha generado bastante polémica en su diseño. Sin embargo, lo cierto es que su patio taller ya se encuentra en un avance del 20% y, una vez finalizado, tendría la capacidad de transportar en 72.000 pasajeros hora/sentido.

“Hemos tenido un avance extraordinario y quiero agradecerle a la empresa Metro, al concesionario chino y a toda la industria colombiana que está trabajando para construir el patio taller, donde van a estar estacionados los 30 trenes de la primera línea del Metro de Bogotá”, aseguró la alcaldesa desde el patio taller.

En tiempo efectivo de viaje, los ciudadanos podrán recorrer los cerca de 24 kilómetros en 27 minutos, lo que se traduce en que al día los usuarios podrán cetenares de horas al día. Sin embargo, lo triste de la historia es que los ciudadanos tendrían que esperar mínimo hasta el 2028.

Lea también: Así va la investigación por la desaparición de la psicóloga Adriana Pinzón.

  • Regiotram de occidente

Como ya se sabe, este proyecto busca conectar a los municipios de Funza, Mosquera, Madrid y Facatativá con la capital. Con un costo de $3,7 billones, tendrá una longitud de 40 Km y se espera que tenga la capacidad de transportar a 40 millones de pasajeros anuales. A pesar de que hace dos años informó que la obra estaría lista en 2024, la alcaldesa de Bogotá informó que solo será hasta octubre que iniciarán las obras. Expertos atribuyen el retraso a los efectos de la pandemia, la falta de condiciones técnicas básicas y la interrupción del contrato de concesión entre las empresas participantes.

  • Transmilenio Avenida 68

Con un 10% de avance de obras en el tramo que corresponde la Calle 26 con la Avenida 68 y con el inicio de la construcción de un puente curvo en esta zona, esta obra se suma a la red de troncales ya existentes. Este proyecto tendrá varias conexiones para agilizar la movilidad, pues contempla 21 estaciones de Transmilenio, ocho deprimidos, siete puentes vehiculares, 13 puentes peatonales y 542 mil metros cuadrado nuevos de espacio público. El Distrito informó que la obra mejorará la movilidad del corredor vial, pues permitirá el transporte de 33 mil pasajeros hora/sentido y beneficiaría alrededor de 3 millones de personas de 10 localidades diferentes.

¿Una solución a la movilidad?

Luego de echarle un vistazo al panorama de la ciudad en materia de movilidad y conocer sobre las megaobras que se están adelantando, queda la duda si ¿lo que se está haciendo podrá realmente mejorar la manera en que se transportan los bogotanos?

En el programa de ingeniería en contexto de la universidad Javeriana, Nicolás Rincón, profesor de la institución, indicó que una ciudad como Bogotá, con cerca de 8 millones de personas, lo que se necesita es un desarrollo de transporte público de calidad, que motive a los ciudadanos a cambiar de modelo y desincentive el uso del carro particular. Sin embargo, aclaró que para esto la palabra clave es “paciencia”.

“Tenemos que entender que las decisiones de infraestructura toman décadas en llevarse a cabo, lo que aprendimos con Bogotá es que la Primera Línea del Metro, que se planteó en la administración anterior, hasta ahora se van a empezar a poner las primeras columnas. Lo normal es que estos sean proyectos de 12 a 15 años”, expresó Rincón en el programa.

Por último, indicó que desde la facultad de ingeniería de su universidad se han generado un observatorio que posibilita entender las herramientas técnicas de transporte y lo que puede hacer. “Esto nos ha permitido confiar en la infraestructura, entender que un sistema de transporte público como el Metro puede llevar fácilmente 35 mil usuarios horas/sentido con una buena calidad que se vería reflejado en 4 personas por metro cuadrado”, concluyó el profesor.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá, de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias