Bogotá

3 Oct 2014 - 12:25 p. m.

Municipios que manejan bien su plata

Cundinamarca es el departamento con el mejor desempeño fiscal en el país.

Laura Dulce Romero

La mayoría de alcaldías en Cundinamarca y la propia administración departamental están manejando bien sus recursos. Al menos así lo confirma el último informe de desempeño integral que entregó la Dirección Nacional de Planeación (DNP), en el cual el departamento ocupó el primer lugar y 12 municipios quedaron entre los primeros 20 del país, que fueron calificados como sobresalientes. Se trata de Madrid, Facatativá, Chía, Zipaquirá, Sibaté, Cachipay, Fusagasugá, Sopó, La Calera, Chocontá, Zipacón y Tibirita.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Aunque uno de los objetivos de la Gobernación es que los municipios estén en un rango satisfactorio, aún hay algunos por debajo del promedio nacional. Ese es el caso de Nariño, Quilipe y Topaipí, que se ubicaron en el rango bajo. Además, Cabrera, Gachalá, La Palma y Paratebueno tuvieron una calificación media.

Pero ¿qué significa tener un desempeño integral? Con este informe, el Gobierno Nacional hace un balance de la gestión de los mandatarios de todo el país con el fin de emitir alertas anuales. De este modo espera que haya asistencia técnica de las gobernaciones a los municipios que presentan un bajo desempeño.

El estudio abarcó varios aspectos en los que se encuentran la eficiencia de los programas de gobierno en temas como salud, educación y servicios públicos; la gestión o capacidad administrativa de los alcaldes, y el desempeño fiscal de las regiones.

Con este informe, aseguró Simón Gaviria, director de la DNP, los ciudadanos pueden contrastar la información que dan las alcaldías con la realidad, es decir, el informe funciona como una herramienta para “medirles el aceite a las administraciones que están incumpliendo con sus propuestas de campaña”. Además muestra el panorama de cada zona del país, para que las entidades territoriales adquieran y perfeccionen su capacidad gerencial, mejoren su cultura institucional y fortalezcan la planeación y ejecución de sus políticas regionales.

El panorama para Cundinamarca es favorable. Según el estudio, el departamento ocupa el primer puesto en el desempeño integral, con 77,9 puntos, seguido por Sucre (77,5 puntos) y Cesar (77 puntos). Uno de los aspectos que resaltó la DNP es que $50 de cada $100 que ingresan a la región se ahorran para atender inversiones con recursos propios.

El informe también diagnosticó que Cundinamarca pertenece al grupo reducido de seis departamentos que tienen un ahorro por encima del 50%. También destacó que gran parte de este porcentaje se destina a la inversión, índice que aumentó un 8,2%, que para la DNP es positivo para la planeación de megaproyectos.

A esto se debe sumar que Madrid y Facatativá ocuparon el segundo y cuarto puesto dentro del escalafón de las poblaciones que tuvieron el mejor desempeño fiscal. El primero con un porcentaje del 91,63% y el segundo con 91,24%.

Giovanni Villarraga, alcalde de Madrid, aseguró que para que un municipio tenga un buen desempeño es fundamental realizar un primer diagnóstico y organizar a partir de él las metas del plan de desarrollo. “Mostramos un municipio más organizado, más próspero, y eso se debe a que cada uno de los integrantes de esta administración se comprometió con un barrio y la relación con la comunidad se estrechó. Tenemos un programa de plan padrino con las juntas comunales y ahora hay un responsable por los requerimientos de cada zona”, contó Villarraga.

La Alcaldía de Facatativá también celebró el ascenso del municipio en el escalafón nacional. Para el alcalde Luis Orlando Buitrago, este logro se debe a que se han priorizado las problemáticas que eran urgentes para el municipio, como el agua. Junto con el gobierno departamental, aseveró Buitrago, se entregarán dos embalses que actualmente están en proceso de llenado. También puntualizó la importancia de los proyectos para la primera infancia, los educativos y los de transporte, como el tren de cercanías. “Ha sido fundamental la articulación con el Gobierno Nacional y el departamental. Ellos son quienes nos dan vía libre para los megaproyectos que hoy nos tienen posicionados en el cuarto lugar a nivel nacional. Esperamos que la relación siga fortaleciéndose, porque ahí está la clave”, agregó.

Y aunque hay buenas noticias, no se puede desconocer que también hay falencias. Si bien son pocos, hay tres municipios que tuvieron un mal desempeño en 2013. Ese es el caso de Topaipí, Quipile y Nariño. En Topaipí, por ejemplo, uno de los índices preocupantes es la eficiencia en la prestación de servicios y bienes, como la educación, el agua y la salud, que se encuentra en 42,3%. El caso de Quipile es peculiar, pues si bien todos los índices están por encima del 50%, la alarma está en el 0% en el cumplimiento de los requisitos legales. En otras palabras, no corresponden el dinero entregado por el Gobierno y el reporte de gastos hecho por el municipio. El último de los que se rajaron en esta evaluación fue Nariño, que tiene la eficiencia en 45% y el cumplimiento de los requisitos legales en 37%.

Cristóbal Sierra, alcalde de Quipile, afirmó que la ubicación en el rango bajo se debe a un problema de burocracia. “Los oficios que traían la información con los balances no fueron radicados en los tiempos acordados en la Gobernación, así que se hizo un promedio con porcentajes desactualizados”, dijo Sierra. Agregó también que hasta el momento no ha detallado el informe, pero que espera que en las próximas semanas haya una reunión con las entidades gubernamentales y nacionales.

El desempeño fiscal de estos tres municipios oscila entre el 62% y el 65%, un índice bajo comparado con el promedio general del departamento, que fue de 77,9%. Este punto de observación del informe es crucial, pues ahí se mide la salud financiera de cada zona y los niveles de sostenibilidad que le permiten realizar más inversiones o cubrir todas las metas de los planes de desarrollo. Estos territorios, si bien no están por debajo del promedio, deben tener cuidado, pues los recursos son limitados para los proyectos que se desarrollan o se planean.

Álvaro Cruz, gobernador de Cundinamarca, reconoce que, si bien no se puede bajar la guardia, hay que resaltar que por primera vez el departamento ocupa el primer lugar en el ranquin de desempeño integral. “Este es un trabajo que hemos venido adelantando con mucho esfuerzo. Pasamos del puesto octavo al primer puesto en un proceso que mide diferentes variables, desde la deuda pública, la disminución de gastos de funcionamiento, el aumento de la inversión, hasta la estructura administrativa”, añadió Cruz.

El gobernador señaló que se deben mejorar y consolidar las políticas de la calidad de la educación, la equidad, la salud, el mejoramiento de las vías, el aumento del empleo, la articulación con el sector privado y el fomento del buen uso de la tierra y el agua.

Lo cierto es que los cundinamarqueses hoy pueden estar tranquilos, ya que en materia de finanzas el departamento está bien y el dinero de sus impuestos, que es de $868.000 millones, no se echa en saco roto, según el informe. Por lo pronto, el director de la DNP aseguró que empezará un acompañamiento institucional a los municipios con rango bajo, en el que se les suministrará la información sobre los procesos que siguen aquellos que están en el rango sobresaliente. De esta manera se espera que copien las estrategias exitosas, para que los recursos destinados desde el Gobierno se utilicen adecuadamente y se eliminen las fugas o los daños fiscales, que podrían estropear la ejecución de megaproyectos.

 

lauradulce2@hotmail.com

@lauradulcero

Temas relacionados

Cundinamarca
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X