Bogotá

1 Sep 2019 - 12:28 a. m.

Ningún miembro de la familia Galán ha tenido vínculo con nosotros: Escuela Galán

La organización se refirió a una columna de opinión en la que se le relaciona con la candidatura a la Alcaldía de Bogotá de Carlos Fernando Galán.

-Redacción Política (politicaelespectador@gmail.com)

En respuesta a una columna de opinión, publicada en el diario El Espectador el pasado 28 de septiembre —en la que el columnista José Roberto Acosta sugiere que un contrato firmado entre Transmilenio y la Escuela Galán es el “voto de confianza” del alcalde Enrique Peñalosa a quien “desearía que lo sucediera en Bogotá, también de apellido Galán”—, la organización en cuestión señaló este lunes, en un comunicado, que las afirmaciones “están alejadas de toda verdad” y buscan “enlodar el buen nombre de la Corporación Escuela Galán sin ningún tipo de pruebas ni evidencias”. Lea aquí la columna mencionada. 

Según la Escuela Galán, su gestión se ha desarrollado de manera “imparcial y transparente, en asocio con entidades públicas, privadas, universidades y organismos de cooperación internacional, sin adoptar posiciones en favor o en contra de determinado gobierno o partido político”.

En ese sentido, asegura que han firmado contratos con las alcaldías de “Luis Eduardo Garzón, Samuel Moreno, Gustavo Petro, Enrique Peñalosa y en los gobiernos de Álvaro Uribe Vélez, Juan Manuel Santos, e Iván Duque”. “Es importante aclarar que ni la doctora Gloria Pachón, viuda de Galán, ni sus hijos Juan Manuel, Claudio Mario y Carlos Fernando Galán Pachón, ni miembro alguno de la familia Galán han tenido vínculo alguno con la CEG. Tanto la CEG como el extinto [Instituto Luis Carlos Galán para el Desarrollo de la Democracia] ILCG existían desde mucho antes de que Juan Manuel y Carlos Fernando Galán incursionaran en la política electoral”, aclara la organización.

Dice la corporación que el contrato mencionado por el columnista fue adjudicado a través de un proceso de licitación que fue vigilado por los entes de control en el que participaron once proponentes. “En desarrollo del proceso de licitación pública, siete propuestas resultaron habilitadas, evaluadas y calificadas. De estas, cinco obtuvieron puntajes superiores a 99 puntos. El factor definitivo de calificación se determinó por un componente aleatorio previsto en el pliego de condiciones, consistente en determinar el método de calificación de las propuestas económicas a la luz de la Tasa Representativa del Mercado (TRM) vigente para el día de publicación del Informe Preliminar”, dice el comunicado.

La Escuela Galán concluye anotando que “este triste episodio que busca utilizar un contrato trasparente insinuando maquinaciones indebidas con fines electorales resulta inaceptable”.

Agregó: “Esa licitación pública a la que se refiere José Roberto Acosta tiene un principio de legalidad y, si hay alguna denuncia, alguna información concreta, prueba, de corrupción, debe ser denunciada ante las autoridades competentes. No puede ser lanzar humo sin ningún sustento”.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X