Publicidad
15 Jan 2021 - 3:12 p. m.

“No tenemos un sistema de salud colapsado”: secretario de Salud de Bogotá

El funcionario, se pronunció frente a las acusaciones de la Personería, que denunciaba que la capacidad de UCI y hospitalaria de la ciudad había llegado a su 100 %. En sus declaraciones recomendó que no se desinforme a la ciudadanía y explicó el panorama del sistema en la ciudad.
El secretario aseguró que hay congestión en los hospitales, no solo por casos de COVID-19 sino también por otras patologías.
El secretario aseguró que hay congestión en los hospitales, no solo por casos de COVID-19 sino también por otras patologías.
Foto: Secretaría de Salud de Bogotá

“Ciñámonos a los datos y no desinformemos a la ciudadanía. Si al miedo natural que produce esta enfermedad le adicionamos elementos que distorsionen cuál es la capacidad de oferta del sistema sanitario no le hacemos favor al manejo de la pandemia”, esta fue la reflexión que dejó el secretario de Salud, Alejandro Gómez, en respuesta a la controversia que desató este jueves 14 de enero la diferencia entre las cifras de la Personería de Bogotá y el Distrito.

Contexto: Controversia entre Distrito y Personería por cifras de ocupación de UCI en Bogotá

Para justificar su argumento, el funcionario aseguró solo el jueves 14 de enero, 109 personas de distintas instituciones de la ciudad fueron trasladadas a las unidades de cuidados intensivos, afirmando que si el sistema estuviese colapsado, no hubiese sido posible. “Yo no quiero negar el nivel de estrés del sistema sanitario y negar que hay una alta ocupación, porque justamente ese panorama es el que nos ha llevado a tomar decisiones de carácter social como lo han sido las cuarentenas y los toques de queda. Pero si no tuviéramos unidades, no podríamos remitir a las UCI a los pacientes como lo hemos hecho. Si es en el mismo hospital, las personas en una hora o menos ya están en su cama UCI”, expresó Gómez.

En términos generales, aseguró que la ciudad cuenta con una oferta total de 2.361 camas en UCI, de las cuales 1.939 están dispuestas para la atención de pacientes COVID-19, que presentan una ocupación de 93,3 %. Aun así, intentó dar un parte de tranquilidad al asegurar que entre diciembre y lo que va corrido del año, Bogotá ha logrado la apertura de 127 nuevas camas para cuidados intensivos para hacerle frente al segundo pico de la pandemia, que dijo que podría superarse en las últimas semanas de enero para enfocarse en la vacunación en febrero.

Lea: Unidades de Cuidado Intensivo de Bogotá al 91.5%: ¿cuándo se habla de un colapso del sistema?

Cabe recordar que el personero de Bogotá, Julián Pinilla Malagón, concluyó en su informe que “el desabastecimiento de medicamentos también debe ser revisado con atención porque el aumento de casos de la última semana, puede seguir su tendencia de incremento terminadas las fiestas de fin de año”. Además, dijo que muchas de las camas de UCI no cuentan con respiradores ni con el personal adecuado.

Al respecto, el secretario de Salud señaló que ninguna cama se ha cerrado por falta de medicamentos y ventiladores COVID-19. Sin embargo, reiteró que reconoce que el talento humano del sistema de salud tuvo una reducción los primeros días de enero por vacaciones o por causas de fuerza mayor como un quebranto de salud.

“Este panorama no es exclusivo para Bogotá. La situación está difícil en varias regiones del país y en general en todo el mundo. En las visitas realizadas a los hospitales y clínicas de Bogotá, la Secretaría de Salud no ha encontrado que a las camas les falten ventiladores. La entidad realiza un seguimiento presencial permanente a las instituciones que prestan servicios de salud, para verificar las condiciones en que se encuentran e identificar necesidades y dificultades”, concluyó.

Frente a las diferencias entre las cifras que denunció el Distrito, la Personería de Bogotá no se ha pronunciado, hasta el momento.

Síguenos en Google Noticias