10 Nov 2021 - 11:33 p. m.

Nuevo taller de bicicletas en la Cárcel Distrital de Bogotá

Las bicicletas que son reparadas por los privados de la libertad serán donadas a personas en condición de vulnerabilidad.

Los talleres de redención permiten que las personas privadas de la libertad puedan recibir capacitaciones en diversos temas, además, estas actividades brindan herramientas para que los internos puedan desarrollar trabajos luego de cumplir la condena y así, contribuir a la resocialización.

>LEA: Encuentran lo que sería la mandíbula de un mastodonte, funcionarios de Salud fueron atracados y otras noticias de Bogotá

Es por esto por lo que la Universidad la Gran Colombia y el SENA, con el apoyo de la subsecretaría de Acceso a la Justicia de la Secretaría de Seguridad, crearon el taller de mecánica de bicicletas para personas privadas de la libertad de la Cárcel Distrital, con el cual los y las internas podrán obtener redención de pena y adquirir conocimientos que les pueda servir en el futuro.

La idea con esta estrategia es que los ciudadanos donen al taller de la Cárcel Distrital las herramientas, repuestos o bicicletas que están en mal estado para que los y las internas puedan poner en práctica sus habilidades de reparación y, una vez las bicis estén en buen estado, sean donadas a personas en condición de vulnerabilidad previamente seleccionadas.

Le puede interesar: Argumentos de la defensa en audiencia de imputación de miembros PL en Bogotá.

Taller de bicicletas: proyecto de resocialización personas privadas de la libertad

La recolección de las bicicletas se realizará hasta el próximo 25 de noviembre en el parqueadero de la Universidad La Gran Colombia, ubicado en la carrera 5 # 12B – 23; también los interesados se pueden acercar al Canal Telamiga en la carrera 13 # 49-63.

Lea también: Dos meses del programa que enseña a sembrar árboles a mujeres en Bogotá.

Otros de los talleres de redención que se implementan en la Cárcel Distrital de Varones y Anexo de Mujeres son enfocados en el teatro, acondicionamiento físico, confección, carpintería, entre otros

Esto no solo permite la reducción de penas, sino que de manera voluntaria las personas privadas de la libertad pueden prepararse para la reintegración social y proyectar su vida en libertad. Además, la realización de este tipo de actividades contribuye a que el centro penitenciario tenga altos estándares internacionales de calidad, como la acreditación de la Asociación Americana de Correccionales (ACA).

Comparte: