22 Nov 2021 - 8:28 p. m.

Opinión: Ataques con ácido: el nuevo horror que va de la mano del hurto en Bogotá

Con el aislamiento y la falta de atención del gobierno Distrital, la delincuencia se fortaleció y transformó en tiempos de pandemia.

Lucía Bastidas

En los últimos quince días, son más de cuatro los casos que se han conocido de hombres y mujeres atacados con este tipo de sustancias en Bogotá.
En los últimos quince días, son más de cuatro los casos que se han conocido de hombres y mujeres atacados con este tipo de sustancias en Bogotá.

Son cada vez más las modalidades de crimen con las que las bandas atacan, incluso a plena luz del día en Bogotá; ahora, el uso de ácido, aparece como el nuevo elemento en casos de hurto con el fin de amenazar y dañar a las víctimas. En los últimos quince días, son más de cuatro los casos que se han conocido de hombres y mujeres atacados con este tipo de sustancias en medio de ataques para hurtarles sus pertenencias aun cuando no muestran resistencia frente a los delincuentes.

Entre las víctimas están: Edwin Rojas, de 27 años quien sufrió lesiones en el 70 % de su rostro, que le comprometieron la vista y la garganta, debido a que inhaló la extraña sustancia que le arrojaron para robarle el celular, cuando manejaba su taxi; también, Luis Soler, un joven actor que, en Chapinero, aproximadamente sobre la calle 60 con carrera 13, fue agredido por dos hombres que le lanzaron ácido, lo golpearon y lo robaron; asimismo, David Nieto, quien fue atacado por cuatro personas que intentaron atracarlo cuando salía de un bar con sus amigos; y finalmente, una mujer de 22 años, que fue lastimada con una sustancia similar en la localidad de Los Mártires por un grupo de mujeres que le quitaron sus pertenencias.

Preocupa el contraste entre las cifras que tienen las entidades y que no permitirían llevar un único registro sobre la situación. De acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en lo corrido del año se han registrado siete ataques con ácido en Bogotá en las localidades de Tunjuelito, Puente Aranda, Fontibón, Los Mártires y Chapinero, que están dentro de los 43 hechos que se han presentado en Colombia en 2021. Sin embargo, otras entidades que hacen seguimiento a los ataques con ácido y que reportan a la Policía Metropolitana, mencionan que serían 26 los casos este año en la ciudad de personas atacadas con sustancias químicas en robos, 18 mujeres y al menos 8 hombres.

Aquí es donde surgen una serie de preguntas: ¿Qué pasó con la regulación frente a la venta libre y distribución de estas sustancias químicas peligrosas? ¿Por qué en Bogotá los delincuentes la tienen a la orden del día? ¿Dónde quedaron la vigilancia y los estrictos controles de las autoridades? Lo cierto es, que estos ataques en diferentes localidades con el mismo modus operandi, son la muestra de que surgió una nueva modalidad de hurto en la ciudad.

La labor de la Administración y las autoridades está, como lo hemos solicitado con los hechos de sicariato a plena luz del día, hurto a mano armada de bicicletas bajo los puentes y en parqueaderos, es a que implementen acciones inmediatas para identificar, ubicar y desmantelar lo más pronto posible a estas estructuras, que es claro, son organizadas y no trabajan de manera aislada, porque de lo contrario, con el pasar de los días el único resultado será que las cifras de ataques con ácido sigan en un considerable aumento en Bogotá como una nueva arma letal para el hurto.

Comparte: