22 Apr 2021 - 2:03 a. m.

Pausan las motosierras y la tala de árboles en la Av. 68

El IDU suspende el proceso, clave para construir la troncal de TM, mientras se concierta con la comunidad y se actualizan las normas que aprueban las talas.
Por el momento, las talas seguirán en la avenida.
Por el momento, las talas seguirán en la avenida.

La construcción de la troncal de Transmilenio por la Av. 68 sufrió su primer revés: el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), atendiendo un llamado de la Personería, suspendió la tala de 1.411 árboles, misión que había generado gran molestia entre los vecinos del corredor. El ente de control pidió una mayor concertación con la ciudadanía, que en las últimas semanas ha protagonizado protestas, aduciendo que no tuvieron en cuenta su opinión.

Si bien el Distrito señala que sí ha habido participación ciudadana, también destacan que hay una complejidad en el proceso y por eso accedió a la orden del ente de control: la obra nació en la administración anterior, así que los documentos y estudios podrían estar desactualizados. Por ese motivo el IDU adelanta la modificación de lo que inicialmente fue aprobado: la tala de 2.025 árboles.

De entrada salvaron 614, gracias a un recorrido que hicieron con los contratistas, en el que lograron identificar talas que no eran necesarias. No obstante, salvarlos todos será imposible, pues algunos están en zonas donde habrá estaciones o puentes que sí o sí se deben talar. El afán es que los contratos ya están en ejecución.

De acuerdo con la entidad, por estos días están actualizando los inventarios forestales para pedir a la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) una modificación a las autorización emitidas en 2019. Aprovechando esto fue que la Personería distrital le pidió al IDU esperar los ajustes sobre el tratamiento silvicultural, que aún no han sido aprobados por la autoridad ambiental.

Sandra García Angarita, personera delegada para la Coordinación de Prevención y Control a la Función Pública, indicó que “cualquier actividad relacionada con el tratamiento silvicultural debe suspenderse hasta tanto se cuente con los actos administrativos que modifiquen las licencias inicialmente expedidas por la Secretaria de Ambiente”.

La Personería también pidió generar un diálogo fluido y cercano con los habitantes que están en desacuerdo con las talas y aseguró que hará un seguimiento del proceso. Y aunque tras el pronunciamiento del órgano de control se conoció que en efecto se suspendieron las talas, el IDU confirmó que esto se hizo desde el pasado fin de semana. Si bien ayer se esperaba reanudar el proceso en dos de los tramos, se volvió a suspender mientras se realiza una reunión con la comunidad de los nueve grupos y el ente de control.

Hace unas semanas, Diego Sánchez, director del IDU, confirmó a este diario que durante la obra se van a sembrar 2.500 árboles más, es decir, que en todo el corredor quedarán 4.718 (hoy hay 3.598). “Nos duele hacerlo y en los nuevos proyectos vamos a evitar las talas al máximo, pero la obra solo se puede concretar talando esos árboles”, dijo en su momento.

Las talas, por ahora, quedaron en pausa hasta que el IDU y la comunidad concierten las intervenciones. No obstante hay afán, pues los contratos ya están firmados y los contratistas tienen los recursos listos para ejecutar el proyecto, por lo que se requiere una salida rápida y justa a este nuevo lío por la ampliación de la red de TM.

Comparte: