18 Sep 2018 - 2:49 a. m.

Piden endurecer medidas contra acosadores en Transmilenio

Desde el Concejo de Bogotá elevaron un llamado a la Corte Suprema de Justicia para que tipifique los roces y hostigamientos como acoso sexual y no como una injuria por vía de hecho.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

Según cifras de la Policía, en lo corrido de 2018 han sido capturadas 106 personas por delitos sexuales en Transmilenio. / Archivo
Según cifras de la Policía, en lo corrido de 2018 han sido capturadas 106 personas por delitos sexuales en Transmilenio. / Archivo

Se calcula que, diariamente, al menos seis mujeres denuncian ser violentadas sexualmente en el transporte público de Bogotá. Los tocamientos, manoseos, roces y hostigamientos de orden sexual hacen parte de las prácticas a las que se ven sometidas, en la mayoría de los casos, mujeres al interior del sistema. Actualmente, cuando alguien es detenido por este tipo de comportamientos, debe responder judicialmente por un delito denominado injuria por vía de hecho y no por acoso sexual, que implica mayores sanciones y responsabilidades ante los estrados.

Por ello, en un esfuerzo por endurecer las medidas contra los acosadores en estaciones y articulados, este lunes la concejal Olga Rubio (Movimiento MIRA), elevó un llamado a la Corte Suprema de Justicia para que el hostigamiento sexual que sufren las mujeres en el transporte público sea catalogado como acoso sexual y no simplemente como injuria por vía de hecho un delito que, en su opinión, se equipara a actos de intolerancia como escupir o abofetear a otra persona.

“Los recientes casos de acoso sexual en Transmilenio, en los cuales los acusados quedaron en libertad por no tener antecedentes (mientras que las víctimas quedaron violentadas física y psicológicamente), nos llevan a elevar esta solicitud. Las cosas se deben llamar por su nombre”, aseguró la cabildante.

Según Rubio, que el delito sea tipificado como injuria por vía de hecho facilita que, en la mayoría de casos, los agresores queden libres a las pocas horas, bien sea por falta de pruebas o por no contar con antecedentes judiciales, teniendo en cuenta que se trata de un delito excarcelable.

“No es posible que actos en los que una mujer se siente perseguida, hostigada y asediada física o verbalmente, por un hombre, que, aprovechando el aprisionamiento propio del transporte masivo en Bogotá, realiza actos libidinosos –como insinuaciones, roces físicos y tocamientos– se pretenda llamar injuria por vías de hecho el cual, según la Corte Suprema de Justicia se circunscribe a actos en los que te escupen, abofetean o arrojan excrementos”, agregó la concejal.

Buscando reformar la norma, Rubio declaró que acudirá a sus copartidarios en el Congreso de la República para promover una reforma al Código Penal buscando que se aumenten las penas por el delito de acoso sexual y deje de ser excarcelable. “Pedimos también que las autoridades incluyan dentro del proceso de judicialización una prueba de fluidos al acosador con el fin de evitar que el victimario salga libre por falta de pruebas”, concluyó.

 

* * *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

Síguenos en Google Noticias