18 Aug 2020 - 6:38 p. m.

Plan Marshall de Bogotá: piden incluir a colegios y jardines en predios beneficiados

Desde el Concejo se solicitó que estas instituciones tengan exención del pago del impuesto predial, considerando la crisis económica que atraviesan.

La pandemia ha impactado con fuerza el bolsillo de los bogotanos y reactivar la economía es uno de los principales desafíos de la administración, de cara a la “nueva normalidad”. Y para enfrentarlo, la alcaldesa Claudia López presentó una propuesta que denominó el “Plan Marshall de Bogotá”, en el que incluye una serie de beneficios tributarios a los sectores más golpeados económicamente por el COVID-19.

Lea: “Plan Marshall” para la reactivación económica de Bogotá, ¿con panorama difícil en el Concejo?

Aunque en la estrategia se habla de priorizar con estos beneficios a microempresarios, trabajadores informales, museos y teatros, entre otros, desde el Concejo de Bogotá se solicitó al Distrito, mediante una carta dirigida a la alcaldesa Claudia López, incluir a los jardines y colegios de la ciudad dentro de los predios beneficiados.

En el documento sustenta que estas instituciones son unos de los escenarios más golpeados económicamente a causa de la pandemia, debido a que, al menos 1.800 instituciones de educación privada, tienen complicaciones para su sostenibilidad y funcionamiento. “Es necesario que la administración empiece a revisar la situación de los jardines y colegios privados que atienden las necesidades de aproximadamente 300.000 familias en Bogotá, que ya han empezado a sentir el impacto de la recesión económica, lo que podría afectar de manera irreparable el servicio educativo en la ciudad”, dicta el documento.

Lea: Los peros de Fenalco al Plan Marshall de Claudia López

Algunos de los argumentos expuestos en la carta son que, al 31 de julio, al menos el 65 % o 70 % de los estudiantes de colegios y jardines privados ya debían más de tres meses de pensión. Por otro lado, según el concejal Samir Abisambra, quien radicó el documento, pese al cierre de las instalaciones, han sido afectados también por incrementos en los cobros de servicios públicos.

“Alcaldesa Claudia, me permito respetuosamente elevar esta propuesta para que se incluyan los predios de los colegios y jardines privados dentro de la exención del pago del impuesto predial, que hace parte de los paquetes de alivios tributarios propuestos mediante el Plan Marshall”, expresó el cabildante.

Lea: Los peros a las medidas de Claudia López para enfrentar el COVID-19 en Bogotá

Por otro lado, convocó a los secretarios de Gobierno y de Hacienda, para hacer parte de una mesa de trabajo que se llevará a cabo el sábado 22 de agosto de manera virtual, con el fin de llegar a un acuerdo contundente frente a la solicitud. Por el momento, la Alcaldía de Bogotá no se ha pronunciado al respecto para dar una respuesta a la carta.

¿En qué consiste el Plan Marshall?

El proyecto busca por un lado aumentar el cupo de endeudamiento a $11 billones y cobrarles un poco más de impuestos a los que se beneficiaron económicamente de la pandemia, para tener capacidad de maniobra ante la reducción en el recaudo de impuestos y poder ofrecer alivios a los que sintieron con mayor rigor la emergencia.

Una de las estrategias será reducir la presión con el pago de algunos impuestos el próximo año. Por ejemplo, congelar el pago del predial (excepto los lotes) y ofrecer la posibilidad de pagarlo en cuatro cuotas sin intereses. También, la de dar descuentos que oscilan entre el 5 % y e 15 % en el impuesto de industria y comercio (ICA), a los que más perdieron en la emergencia. Para las microempresas, que aún operan bajo la informalidad, también hay un plan. Según el Distrito, por su condición, pierden muchos beneficios, razón por la cual las animarán a que se formalicen. La alcaldesa se comprometió a pagar, con recursos públicos, parte del costo del registro o actualización de la matrícula mercantil, así como un pago del ICA progresivo que empezará en el 20 % de su valor.

Sin embargo, el plan no solo contempla beneficios, también un llamado a los que más tienen, a quienes les aumentarán tributos para, de cierta manera, subsidiar la estrategia. Por ejemplo, en el caso del predial, se propuso una modificación en la tarifa del impuesto a partir de 2021. Mientras la mayoría tendrán un reajuste a favor, a los dueños de predios residenciales, con avalúos superiores a $1.000 millones, les aumentará casi 8 %.

Algo similar ocurrirá con las empresas que crecieron en ventas durante la pandemia, a las cuales también les aumentará la tarifa por mil en el pago del ICA. En la lista de compañías están las dedicadas a la fabricación de desinfectantes, productos químicos básicos, jabones y farmacéuticos. Además, las plataformas dedicadas al comercio al por menor por internet, a través de casas de venta o por correo, a las empresas de consultoría profesional, a las dedicadas a obras civiles como construcción de carreteras, proyectos de servicio público, obras de ingeniería y, finalmente, las dedicadas a actividades de telecomunicaciones, call centers y financieras.

Comparte: