Bogotá

13 Dec 2020 - 1:57 a. m.

Plan piloto de nueva Curaduría Pública Social de Bogotá intervendrá 1.250 viviendas

Las intervenciones se hacen el marco del proyecto Plan Terrazas, que se presentó este fin de semana y con el que además se expedirán 1.500 reconocimientos de curaduría pública. A este servicio podrán acceder los propietarios de viviendas cuyo avalúo catastral no supere los 150 salarios mínimos.

Después de que la Caja de Vivienda Popular de Bogotá (CVP) obtuviera la facultad agilizar y acompañar trámites de obras en Viviendas de Interés Social (VIS) mediante la función de Curaduría Pública Social, el Distrito anunció el inicio del Plan Terrazas, un programa piloto con el que se buscará la intervención de 1.250 viviendas y la expedición de 1.500 reconocimientos de Curaduría Pública.

La inauguración del plan piloto se realizó este sábado en un evento del que participaron la alcaldesa Claudia López; la secretaría de Hábitat, Nadya Rangel, y el director de la Caja de Vivienda popular (CVP), Juan Carlos López. Según la mandataria, su objetivo es hacer del Plan Terrazas una política de ciudad a largo plazo, por lo que será incluida en la formulación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que será llevado ante el Concejo de Bogotá en 2021.

“Queremos que esto no se quede en un plan de cuatro años, sino que sea una política de ciudad, en la que las administraciones que vengan lo mejoren, y se reconozca y honre el esfuerzo de la gente”, aseguró la alcaldesa López. Por su parte, Nadya Rangel, secretaria de Hábitat, destacó el papel que cumplirá la nueva Curaduría Pública Social. “Al igual que los subsidios distritales de vivienda, el banco virtual de materiales, son iniciativas del sector Hábitat que aportan al cumplimiento del Nuevo Contrato Social y Ambiental para el Siglo XXI”, dijo la secretaria.

Durante la inauguración se recordaron los requisitos para acceder a los servicios de la Curaduría Pública Social, cuyo propósito principal es reducir los trámites y crear nuevos servicios de apoyo técnico y fácil acceso para que los ciudadanos puedan contar con viviendas más seguras y cuenten con asistencia técnica y social del Distrito. En ese orden de ideas, lo primero es cumplir el requisito de que la vivienda esté ubicada en un barrio legalizado urbanísticamente y su avalúo catastral sea inferior a 150 salarios mínimos.

Paso seguido, con apoyo de la CVP que se encargará de realizar las visitas técnicas a las viviendas, se radicará una solicitud de reconocimiento de la edificación existente. Esto, siempre y cuando la construcción del inmueble haya concluido mínimo cinco años antes del 18 de julio de 2017, cuando empezó a regir la Ley 1848 de 2017.

“Por primera vez Bogotá cuenta con un instrumento que reconocerá las construcciones que se edificaron sin licencia en el hábitat popular. Durante todo el proceso tendrán el acompañamiento técnico y social de la Secretaria Distrital del Hábitat y de la Caja de la Vivienda Popular”, concluyó Juan Carlos López, director de la CVP.

Quienes estén interesados en que sus viviendas sean reconocidas bajo este decreto podrán radicar de forma virtual, a través de la página web de la entidad, o directamente con los funcionarios de la Curaduría Pública Social. De acuerdo con la CVP, con el fin de acercar a los ciudadanos con los servicios de la Curaduría Pública Social, se dispusieron varias herramientas digitales que serán operadas por personal que se desplazará hasta los barrios para ayudar a diligenciar las solicitudes a los posibles beneficiarios.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X