27 Jul 2022 - 2:12 p. m.

Procuraduría rechaza orden del Tribunal de Cundinamarca sobre PTAR Salitre

El Tribunal le ordenó a la CAR pagar al consorcio constructor el valor de la obra, a pesar de que esta no está terminada y presenta deficiencias. Alcaldesa de Bogotá dejó claro que si la PTAR no es entregada en 51 días, los ciudadanos deberán asumir el sobrecosto.
El Acueducto denunció falla en los equipos de la PTAR Salitre.
El Acueducto denunció falla en los equipos de la PTAR Salitre.
Foto: Acueducto de Bogotá

Como “desafortunada y alejada del ordenamiento jurídico”, calificó la Procuraduría General de la Nación la orden impartida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, al director de la Corporación Autónoma Regional (CAR), Luis Fernando Sanabria, la cual solicitaba que se pagara al consorcio Expansión Salitre PTAR Salitre-CEPS, las sumas adeudadas por el Contrato Llave en mano No. 803/2016, que tiene como fin la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales al occidente de Bogotá.

De acuerdo con el Ministerio Público, “el juez de los derechos colectivos no tiene competencia para pronunciarse y resolver asuntos sobre el cumplimiento de obligaciones contractuales”, por lo que, como lo ha establecido la Corte Constitucional a las partes, “se les deben garantizar el debido proceso, lo que no ha acontecido en este caso”.

LEA: Si la PTAR Salitre no funciona, los bogotanos deberán asumir los sobrecostos: Alcaldía

El órgano de control, además, explicó que no se puede ordenar un pago cuando no se ha comprobado el cumplimiento por parte del contratista, hecho que evidenció de primera mano El Espectador, al conocer que buena parte de la maquinaria de la PTAR Salitre no está en funcionamiento. “(también) se puede evidenciar en los informes que relacionan defectos, daños y averías”, agregó la entidad.

“La Procuraduría ha participado en nueve audiencias y mesas de trabajo, siempre en la búsqueda de la preservación del patrimonio público; y el pasado 24 de junio alertó sobre las falencias e incumplimientos del proyecto, los cuales pueden incidir en el funcionamiento de la planta”, concluyó.

Le puede interesar: Los líos de la PTAR Salitre, obra que les costó $1.5 billones a los bogotanos

Este pronunciamiento se da luego de que este martes la alcaldesa Claudia López, junto con la Empresa de Acueducto y Alcantarillado, se refirieran a la construcción y operación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Salitre. Una obra que actualmente está cursando la segunda fase, la cual debe ser entregada el próximo 12 de septiembre del 2022, sin embargo, cuenta con líos de operación, equipos y pleitos entre el Acueducto y el consorcio constructor de la PTAR, CEPS.

¿Cuáles son los inconvenientes de la PTAR Salitre?

  • El diseño y construcción de la PTAR Salitre está a cargo de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), a través de un contrato con el Consorcio CEPS.

En contexto: La odisea para descontaminar el río Bogotá

  • El proyecto hace parte del plan de descontaminar el río Bogotá. Por lo que anualmente, el Distrito le gira a la CAR 545 mil millones de pesos del impuesto predial que recauda en la ciudad. “A la fecha, la inversión que Bogotá ha hecho para financiar la ejecución de la obra de la PTAR Salitre asciende a la suma de $1,3 billones de pesos”, señaló la Alcaldía.
  • El contrato suscrito por la CAR con el Consorcio CEPS se acaba en 52 días, y actualmente el Acueducto insiste en que la planta continúa presentando falles graves, por ejemplo: el sistema de monitoreo, automatismo y control (SCADA) de la planta no funciona, asimismo, hay deficiencias con equipos y áreas completas desconectadas del sistema.

Otras noticias: PTAR Canoas, una meta con el río Bogotá que espera tener luz verde este año

“Esta situación hace imposible la operación automática de la planta como exige el contrato, e implica realizarla de manera manual, poniéndola en riesgo. Por otra parte, no han entregado a la CAR los manuales de operación y mantenimiento para poder operar correctamente la planta por procesos y realizar el mantenimiento de acuerdo a como fue diseñada y contratada”, indicó la gerente del Acueducto, Cristina Arango.

Otra denuncia del Acueducto es que el 31 % de los equipos críticos (de los 90 necesarios y básicos para operar) están por fuera de operación. Y por supuesto, que la obra física no está finalizada. “Están pendientes el edificio de taller, el edificio de mantenimiento, el aula ambiental, el edificio del casino, el laboratorio, las obras de urbanismo de toda la planta, el parque metropolitano, los dos espesadores y el almacenador”.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias