21 Feb 2021 - 6:43 p. m.

Protestas en Puente Aranda por la construcción de un nuevo centro de reclusión

Desde hace varios días residentes de la localidad vienen manifestándose en contra de la adecuación de una bodega a la que se trasladarán detenidos de las Unidades de Reacción Inmediata (URI). Las protestas continúan este domingo.
Habitantes del sector aseguran que seguirán con las manifestaciones.
Habitantes del sector aseguran que seguirán con las manifestaciones.

A esta hora, residentes de la localidad de Puente Aranda continúan con las protestas que han adelantado durante toda la semana en contra de la adecuación de una bodega a la que se trasladarán detenidos de las Unidades de Reacción Inmediata (URI). Los residentes aseguran que la localidad ya tiene varios centros de atención y que hacer uno más afectaría la seguridad del sector.

La manifestación se presenta sobre la calle 6 con carrera 39 (sentido oriente – occidente). De acuerdo con habitantes del sector, hace casi dos semanas el Distrito planteó construir un Centro Transitorio Penitenciario (CTP). “Eso fue en un Consejo de Seguridad en el que estuvo la alcaldesa Claudia López y el secretario de Seguridad, Hugo Acero. De inmediato la comunidad rechazó la construcción así que se la Alcaldía agendó una reunión para hablar más sobre el tema con el secretario Acero”, dijo Leonardo Torres, habitante del sector, a El Espectador.

De acuerdo con Torres, la reunión ya se hizo y en ella, los residentes de la localidad hicieron varias solicitudes frente a los planes de construcción. “La reunión duró seis horas. La comunidad preguntó varias cosas y como fue tan larga, el secretario de Seguridad nos dijo que respondería todas las inquietudes y efectivamente esta mañana llegó el documento con los datos”, indicó.

>>>Lea: Habilitan 300 cupos en URI de Puente Aranda para mitigar hacinamiento de reclusos

Sin embargo, la comunidad sigue estando en contra de la adecuación de este nuevo centro, pues aseguran que se generarán problemas de valorización y de seguridad. “Con la noticia de que quieren construir esta nueva cárcel hay personas que estaban vendiendo sus casas y se les ha caído el negocio. A parte, imagínese salir con su hijo y tener una cárcel en frente, con reclusos que salen a diario de ahí de pronto a delinquir”, explicó Torres.

Además, de acuerdo con la comunidad, en la localidad ya hay varios centros de atención, como la URI de Puente Aranda, la cárcel La Modelo, cárcel para menores, una Unidad Permanente de Justicia (UPJ) y centros de paso para habitantes de calle. “Eso es suficiente para Puente Aranda”, dice la comunidad.

Los residentes aseguran que, de seguir con la idea, continuarán con las manifestaciones. “Hay incluso algunas personas que hablan de encadenarse, porque es que no podemos permitir que construyan este CTP. Sí vamos a seguir protestando, estamos mirando como hacer un bloqueo más contundente”, concluyó Torres.

Cabe recordar que la adecuación de este nuevo centro de reclusión corresponde a los problemas de hacinamiento que tienen las URI, las estaciones de Policía y las cárceles de la ciudad. Desde el año pasado, el Distrito está buscando nuevos espacios para mitigar el hacinamiento, que es un factor preocupante por la pandemia por el COVID-19.

Comparte: