31 Jan 2021 - 11:26 p. m.

¿Qué hay detrás de los siete perros muertos en el norte de Bogotá?

Pese a que primeras denuncias que señalaban a un habitante de calle como culpable, el Instituto de Protección Animal indicó que los cuerpos no tienen señales de tortura y que las autoridades buscan al hombre que desapareció hace varios días.

Una denuncia en redes sociales causó gran indignación, pues se reportaba que sobre la montaña, en cercanía al Seminario Mayor, en el norte de Bogotá, guardias de seguridad privada encontraron al menos siete perros muertos, desmembrados, algunos colgados de árboles y pudriéndose al aire libre, en cercanías al cambuche de un habitante de calle que es reconocido en la zona por andar con varios de los animales.

En un primer momento, se acusó de la muerte de la muerte a Acacio, el habitante de calle, pues desde hace siete años, vecinos denunciaron que el hombre bajaría de la montaña con los perros más sanos para pedir dinero y alimento, pero que en alrededores de su cambuche se habrían encontrado animales en malas condiciones así como los cuerpos de algunos caninos.

Pero según informó el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (Idpyba), el pasado 28 de enero realizaron una inspección junto a la Policía debido a las denuncias de que Acacio no aparece desde hace aproximadamente un mes. Además, revisaron los cuerpos de los animales muertos y aseguraron que se encontraban en descomposición, mas no se evidenciaron señales de maltrato.

“De acuerdo con la información disponible y con la investigación a este momento, este escenario no responde a rituales de ningún tipo, ni aparente tortura. Según fue informado también por otros ciudadanos, cuando fallecía algún animal de compañía de este ciudadano, él acostumbraba a embalar y proteger a los cadáveres con diferentes materiales y ubicarlos en la parte superior de los árboles para evitar que los otros animales desenterraran el cuerpo”, argumentó el Idpyba.

A su vez, la directora del Instituto de Protección, adriana Estrada, aseguró a este medio que en coordinación con la Policía han realizado varios operativos buscando a Acacio, de quién saben andaba con otros perros. “En la madrugada de este domingo, hicimos nuevamente otra visita para verificar las condiciones de los perros que viven en el lugar y pudimos avistar dos de ellos en condiciones muy ferales. Estamos organizando, para la próxima semana, un nuevo operativo intersectorial para la recolección y captura de los perros que hayan en esta zona de la ciudad”.

Las autoridades buscan a Acacio, habitante de calle, mientras que el Instituto de protección realiza la verificación de los perros.

El caso de Acacio es de amores y odios, pues así como hay quienes reprochan su conducta y piden respuestas al Distrito por el acompañamiento en este caso, hay otros que exaltan su trabajo por proteger a los animales con los que anda. Por lo pronto, las autoridades concentran la búsqueda en el habitante de calle.

Comparte: