11 Jul 2017 - 6:27 p. m.

¿Qué se pretendía hacer con la venta de la ETB?

El Distrito tenía prevista la construcción de diez colegios, seis hospitales y 16 centros de discapacidad, entre otras obras sociales. Alcalde aseguró que no tiene otro plan para conseguir estos recursos.

Redacción Bogotá

El freno que puso el Juzgado Cuarto Administrativo de Bogotá a la venta de la ETB, puso también en vilo diversas obras de infraestructura en las que, el Distrito pretendía invertir los cerca de $2 billones que se aspiraba recaudar.

Entre estas obras, según informó el Secretario de Hacienda, José Alejandro Herrera, estaría la construcción de 43 proyectos de inversión social, en localidades como Suba, Engativá, Kennedy, Bosa, Ciudad Bolívar y Usme.

Entre ellas está la construcción de 10 nuevos colegios con capacidad de 24.000 estudiantes, ocho jardines infantiles, para cerca de 3.000 niños; seis hospitales, 16 centros de discapacidad en los que se atendería a 1.200 personas, dos megacentros culturales en El Tunal y Fontanar del Río, y un Centro de vida para la atención de adultos mayores.

Al respecto la administración distrital decidió apelar el fallo en primera instancia del juzgado. “Esperamos que el Tribunal se pronuncie y revise los argumentos del Distrito. En los próximos días sustentaremos el recurso”, expresó Dalila Hernández, secretaria jurídica del Distrito.

Mientras, que por su parte el alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa, aseguró que no tiene un plan b para conseguir los recursos que se tenían previstos con la venta de la empresa de teléfonos, “que se necesitan para hacer centros culturales y deportivos. Hay colegios que se dejan de hacer”.

Aunque la demanda alegaba varias irregularidades en el proceso, como la falta de estudios técnicos que respaldaran la decisión, el juez sólo avaló dos: la primera, que se violó el principio de unidad de materia al haber aprobado la venta como un artículo más del Plan de Desarrollo, cuando una decisión tan importante debía discutirse como un proyecto de acuerdo independiente.

La segunda fue la vulneración del derecho a la participación de la bancada del Polo (opositora del Alcalde), pues no le permitieron intervenir en la comisión. “Antes de que se votara ese artículo, solicitamos la palabra al presidente del Concejo para expresarle que era una decisión inconveniente, pero él decidió continuar sin nuestras observaciones”, dijo el concejal Manuel Sarmiento, uno de los demandantes.

Comparte: