14 Oct 2021 - 2:00 a. m.

Recomendaciones para emprender después del golpe de la pandemia

Para muchos expertos, los cambios que ha dejado el COVID-19 son oportunidades que pueden aprovechar los emprendedores. Aquí recogimos parte de los consejos para quienes quieren crear empresa.
Diego Ojeda

Diego Ojeda

Periodista

En Bogotá, el coletazo económico del COVID-19 alcanzó a desgarrar parte del tejido empresarial. Muestra de ello es que, aun con los meses de reactivación que lleva su economía, a la capital le hacen falta 35.299 empresas para igualar las 400.046 que registraba la Cámara de Comercio en agosto de 2019. Un escenario similar se ve al comparar el número de empresas creadas (que cayó un 16 %) y el de las renovadas (que disminuyó un 8,6 %). Hay que recordar que en el momento más crítico de la pandemia, Fenalco Bogotá-Cundinamarca detalló que más del 30 % de los negocios cerraron sus puertas definitivamente.

Lea también: Los negocios inmobiliarios que perdieron y ganaron en la pandemia

De a pocos, este panorama desalentador ha mejorado. Incluso, hay quienes aseguran que ya nos encontramos en la transición de pandemia a pospandemia, lo que a su vez se traduce en oportunidades de negocio que, bien aprovechadas, llevarían a que la capital acelerara la recuperación de su tejido empresarial. Hablamos con expertos, quienes compartieron parte de sus recomendaciones para aquellos que planean arrancar con sus negocios en esta nueva etapa, tras los estragos de la pandemia.

Siga lo que le apasiona

Sí, suena a la típica muletilla que usaría un conferencista de motivación personal o uno de esos autoproclamados gurús de cuanta disciplina se les viene a la cabeza. No obstante, hay razones de peso para tomar en cuenta esta recomendación al momento de iniciar una empresa. Según Andrés Villegas, CEO de Viliv, empalmar un saber específico con una industria que genera pasión en el emprendedor es una fórmula ganadora, pues le facilita que se enfoque en un sector puntual, lo investigue y produzca en el mismo. “De paso, es algo que para él o ella siempre será divertido”, comenta.

Lea también: Entretenimiento y tecnología es en lo que más gastan los bogotanos al comprar en línea

La misma sugerencia da Fabián González, autor del libro La marca del emprendedor. Para él, arrancar un negocio que se basa en esta premisa es un buen indicador sobre el futuro del mismo, pues es lo que ayudará al empresario a superar los momentos más críticos, o esos denominados valles de la muerte, en los que muchos se quedan y fracasan. En suma, es identificar qué le gusta al emprendedor, qué sabe hacer y cómo podría usarlo para satisfacer una necesidad presente en el mercado. Lo que nos lleva a la segunda recomendación.

Investigue su negocio

Emprender no es lanzarse al ruedo sin siquiera tener noción clara de lo que se busca. No, para los expertos es fundamental investigar. Parte de esto es descubrir el perfil del cliente objetivo, saber cuál es su “dolor” y crearle una solución. De hecho, los cambios generados por el COVID-19 suponen un universo de oportunidades para aquellos negocios emergentes que están buscando necesidades por satisfacer.

Para Villegas, en esa labor de investigación el emprendedor también debe tomarse el tiempo de entender el sector en el que se va a meter, identificar su competencia y definir una lista de necesidades, fricciones, carencias y fortalezas que forman parte de esa industria. Todo esto le ayudará a salir con un producto o servicio diferenciador y altamente competitivo.

Le puede interesar: “2022 sería el año de la recuperación económica en la capital”: Mauricio Ramírez

Pero aquí no termina. También debe haber una investigación hacia dentro, que le permita conocer las capacidades con las que cuenta y las oportunidades que tendría para dar una respuesta a esa necesidad que identificó. “Este no puede ser un ejercicio solitario, es importante conversar con las personas de la industria, llenarse de puntos de vista y entender cada una de las aristas posibles”, detalla.

El componente tecnológico y financiero también cumple un rol importante en la etapa de investigación. Para la empresa Siigo es recomendable que el emprendedor piense en qué soluciones puede adoptar para facilitar aspectos como la contabilidad de su negocio, en la que se incluyen pago de nóminas, impuestos y facturación electrónica. Pero también para dar a conocer sus productos o servicios, como lo pueden ser las redes sociales o un market place.

Marcela Torres, gerente general de Uber en Colombia, resalta la importancia de identificar aliados en este proceso. Personas o empresas que puedan colaborar al emprendedor en aquellas áreas que no son su fuerte, para que este pueda concentrarse en lo que verdaderamente es importante para su empresa, y así destinar sus esfuerzos en desarrollar el valor de su producto.

Según Roger Darash, fundador de LatAm Intersect, el cómo financiar los emprendimientos es parte crucial, pues hay diversidad de opciones, como lo es el capital propio, créditos bancarios, subsidios o alivios gubernamentales y las mismas fintech, que han demostrado ser instituciones con opciones favorables para las mipymes en el país.

No le tema al error

Los emprendimientos tienen una ventaja sobre las empresas ya consolidadas, y es que son más flexibles, en la medida en que encuentran su espacio en el tejido empresarial. Torres sugiere no tenerle miedo al proceso de innovación, pues por su experiencia reconoce que parte del mismo consiste en ensayar y cometer errores. “Es necesario, pues es la forma para desarrollar un mejor servicio o producto, que se adapte mejor a las necesidades del cliente”.

Le puede interesar: Conductores piden que se defina el futuro de las “apps” de transporte

Juan David Castaño, vicepresidente de fortalecimiento empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá, concuerda con esto, y añade que el “probar, probar y probar” es parte fundamental del proceso. “Hay que preguntarle al cliente si lo que está produciendo le está sirviendo, y tener la humildad de hacer los cambios que en su momento necesite”.

Sepa que cada peso cuenta

Este es el consejo que hace Juan Camilo Casas, CEO de Commic Agency. Para él es importante que el emprendedor fije unos objetivos económicos en su proyecto, respondiéndose preguntas como: ¿cuánto necesito vender?, ¿cuál será mi utilidad?, y, ¿cuánto de lo que gano puedo invertir, ahorrar y gastar? “Un error común que cometen los emprendedores es que toda la salud financiera del proyecto se lo llevan al flujo de caja y cuando no se tiene una debida planeación administrativa, el flujo de caja se come la operación y la utilidad, lo que conduce a que las empresas lleguen más rápido al valle de la muerte”, asegura.

De manera que un adecuado manejo financiero es vital para todo negocio, especialmente si este está comenzando. No caiga en la tentación de despreciar ciertos gastos o movimientos por creer que son mínimos. Recuerde que cada peso cuenta y la regla de oro es no gastar más de lo que recibe.

Todos los expertos coinciden en que emprender no es fácil, pero que la persistencia, la disciplina y el gusto por lo que se hace son aliados para sacar adelante esas empresas que hasta ahora están naciendo. Hay un indicador que deja la pandemia y que demuestra esa resiliencia que tienen los bogotanos ante las adversidades, y es que el número de empresas canceladas fue el 26 %, inferior al registrado en 2019. Los expertos dicen que ya está pasando la horrible noche y que hay nuevas oportunidades para crear empresa.

Comparte: