Publicidad
6 Jan 2021 - 10:33 p. m.

Recuerde: esto es todo lo que debe saber sobre el uso adecuado del tapabocas

A lo largo de la pandemia se ha recalcado en la importancia de su uso, pero así mismo se han establecido condiciones de cuándo y cómo utilizarlo. En Bogotá, existe un protocolo para su utilización en niños menores de 10 años. Lea a partir de hoy algunas pautas de autociudado que se han venido olvidando y que son claves para enfrentar este momento de aumento de contagios.
No todos los tapabocas tienen las mismas características ni el mismo nivel de protección.
No todos los tapabocas tienen las mismas características ni el mismo nivel de protección.
Foto: Carlos Rosas - Mauricio Alvarado Lozada

Bogotá atraviesa el segundo pico de la pandemia y entre las autoridades sanitarias regresaron preocupaciones como el incremento de casos activos de Covid-19 y, sobre todo, la ocupación de las camas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) destinadas a pacientes con el virus. Debido a esa situación, el nuevo año empezó con restricciones como cuarentena sectorizada en las localidades del noroccidente (Usaquén, Suba y Engativá) y el pico y cédula.

De acuerdo con el Distrito y expertos en epidemiología, las medidas se retomaron como resultado de la indisciplina de muchos capitalinos durante diciembre, pero también porque muchos han venido bajando la guardia en cuanto al autocuidado por temas como los anuncios sobre vacunación. Por eso, durante esta semana publicaremos una serie de artículos para recordar temas que algunos quizás han venido olvidando, como el correcto uso de los elementos de protección, la forma correcta de abordar el transporte público o qué hacer si tiene síntomas de coronavirus.

Lo primordial es el uso adecuado del tapabocas, que es el elemento más eficaz para evitar el contagio del virus siempre y cuando cubra nariz, boca y llegue hasta la barbilla. Importante también que no queden espacios en los lados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado varias recomendaciones sobre los diferentes tipos de mascarillas, resaltando que en los espacios públicos y al aire libre lo ideal es utilizar tapabocas de tela, o que tengan tres capas, en caso de que el espacio no pueda garantizar una distancia entre personas de al menos un metro.

También recomienda la OMS no utilizar tapabocas con válvulas, pues debido a varias pruebas que hizo la comunidad científica de EE.UU. se demostró que estos tapabocas si bien funcionan para quien los usa, no protegen a otras personas dado que las válvulas permiten que salgan micropartículas de la máscara sin ningún filtro. Es decir, si alguien infectado con Covid-19 lleva un tapabocas con válvula, lo más seguro es que esté esparciendo aerosoles infecciosos.

Sobre los espacios cerrados, específicamente en las casas, la directriz es siempre usar tapabocas cuando llegue una visita. Aún más, si en la casa no existe posibilidad una ventilación adecuada o no se pueda mantener una sana distancia.

Aunque en Bogotá y otras ciudades el ejercicio al aire libre está permitido siempre y cuando se haga uso del tapabocas, la OMS advierte que no se deben usar durante una actividad física de intensidad vigorosa. Esto, debido a que las mascarillas pueden reducir la capacidad de respirar cómodamente durante el ejercicio. En este sentido, la recomendación es mantener una distancia de al menos un metro. Sin embargo, si el ejercicio se realiza en un espacio interior, en el interior, se debe garantizar una ventilación adecuada, sea natural o son algún sistema de ventilación.

También es importante tener en cuenta el tipo de tapabocas. Seguro habrá visto toda clase de mascarillas en cuanto a tamaños, materiales y diseños. Al respecto, la OMS indicó que las mascarillas de algodón protegen contra la transmisión de aerosoles infecciosos y que, sorpresivamente, se evidenció que las mascarillas médicas, es decir las quirúrgicas y las tipo N95, no bloquean por completo la transmisión del virus.

¿Cuál deben usar los niños?

Los padres de familia deben tener en cuenta que, por lo menos en Bogotá, hay directrices de la Secretaría de Salud para el uso de tapabocas en niños. En una circular emitida en octubre la entidad indica que en los menores de 2 años no hay suficiente evidencia científica para recomendar el uso de tapabocas, así que la recomendación es no utilizarlo.

Para los menores de entre 2 y 5 años, el uso se debe limitar a que un adulto supervise la postura y retiro de la mascarilla. En el caso de los niños de 6 a 11 años, las recomendaciones para el uso del tapabocas son similares a las de los adultos. Para este grupo etario se recomienda su uso si hay supervisión de un adulto o está en la capacidad de utilizarlo de forma segura.

La Secretaría también recomienda que lo niños solo usen tapabocas si residen en zonas que sean consideradas de alto riesgo de contagio, como son en este momento Usaquén, Suba y Engativá, además de espacios públicos y otros ambientes en los que no se pueda garantizar el distanciamiento, como colegios, centros de salud, transporte público y otros lugares en los que los niños puedan entrar en contacto con adultos que no son miembros de su hogar.

Pautas para el correcto uso de tapabocas

-Lo primordial es lavarse las manos antes de manipular el tapabocas y revisas si tiene agujero. En caso tal, no debe utilizarse.

- Hay que ponerse el tapabocas con cuidado, asegurándose de que cubra la boca y la nariz. Hay que ajustarla al puente nasal y atarla firmemente para minimizar cualquier espacio entre la cara y la mascarilla. Si usa orejeras, hay que asegurarse de que no se crucen, ya que esto ensancha el espacio entre la cara y el tapabocas.

- Evitar tocar la mascarilla mientras se usa. Si la mascarilla se toca accidentalmente, debe lavarse las manos.

- Retirar el tapabocas utilizando la técnica adecuada. No se debe tocar la parte delantera de la máscara, desátela por detrás.

- Hay que reemplazar el tapabocas tan pronto como se humedezca y se debe desechar o poner en una bolsa de plástico resellable limpia, donde se guarde hasta que se pueda lavar y limpiar.

- No guarde el tapabocas alrededor del brazo o la muñeca ni la tire hacia abajo para que descanse alrededor de la barbilla o el cuello.

- Lávese las manos inmediatamente después de desechar el tapabocas.

- No reutilizar las mascarillas de un solo uso y desecharlas adecuadamente.

- No quitarse el tapabocas para hablar y mucho menos compartir el tapabocas.

- Lave las mascarillas de tela con jabón o detergente y preferiblemente con agua caliente (al menos 60 ° Celsius / 140 ° Fahrenheit) al menos una vez al día. Si no es posible lavar las mascarillas en agua caliente, lave la mascarilla con jabón / detergente y agua a temperatura ambiente, y luego hirviendo la mascarilla durante 1 minuto.

Tipos de tapabocas

Bernardo Ordóñez Sánchez, exdirector de Riesgos Laborales en el Ministerio de Trabajo, dio hace unos meses algunas explicaciones sobre cuáles son y para qué sirven los diferentes tipos de tapabocas:

Higiénico o industrial. No está diseñado para proteger ningún riesgo. No se recomiendan para situaciones que impliquen exposición a agentes peligrosos. No se considera producto sanitario, no se considera elemento de protección individual EPI, no posee filtro ni es termosellado, no sirve para protegerse del COVID-19, da una falsa sensación de protección, pueden inclusive estar bien cosidas. También la llaman máscara convencional.

Quirúrgico: Evita la transmisión de los agentes infecciosos procedentes de la persona que la lleva puesta; puede recibir contagio de quien esté al frente. Si lleva marcado IIR pueden proteger de salpicaduras de fluidos potencialmente contaminados. No proporciona un nivel fiable de protección frente a la inhalación de partículas. No se considera Elemento de Protección Individual –EPI-, desechable. Pieza facial no hermética. No son protectores respiratorios. No son recomendables, no solo para el personal de salud, quien por su condición laboral debe ser el de mayor protección, por mantener contacto visual y directo con pacientes.

Dual: Son mascarillas más autofiltrantes contra partículas en ambas direcciones, pieza facial hermética y ajuste requerido, cumple con todas las clasificaciones técnicas. Utilizada correctamente proporciona un nivel aceptable de protección frente a la inhalación de partículas, se considera producto sanitario y elemento de protección personal, recomendable para Covid-19 el FFP2 y FFP3. Anti inflamables.

KN95 o N95: Mascarilla dual auto filtrante, tiene estructura con ergonomía facial para el sellado en el rostro, clasificadas en el filtro FFP2 y 3 capa de filtro, filtra partículas de 5 micras que se encuentren en el aire, recomendada para el sector salud y persona expuesta con posible contactos a contagiados.

No está de más recordar que, además del uso del tapabocas, hay otras recomendaciones para prevenir el contagio como el constante lavado de manos, el distanciamiento de al menos un metro, evitar tocarse la cara, cubrirse con el ángulo interno del brazo al toser o estornudar y la ventilación adecuada en ambientes interiores. Espere mañana un nuevo artículo con las recomendaciones sobre el uso de elementos de bioseguridad como caretas (que no son equivalentes a los tapabocas), guantes, alcohol, gel antibacterial y desinfectantes.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias