Bogotá

1 Sep 2014 - 4:15 a. m.

Renuncias para no inhabilitarse

Fuentes de la Secretaría General confirman la renuncia del secretario de Gobierno, la directora de Espacio Público y suena la secretaria de Hábitat. Se esperan más dimisiones en las próximas semanas.

Redacción Bogotá

El 25 de octubre es la fecha límite para que aquellos funcionarios que aspirarán a algún cargo de elección popular en los comicios locales del próximo año renuncien para no quedar inhabilitados. Ante este panorama, tal parece que en el Distrito ya empezaron los movimientos. Ayer se confirmaron dos renuncias: la del secretario de Gobierno, Hugo Ernesto Zárrate, y la de la directora de Espacio Público, Blanca Inés Durán.

Al final de la tarde, fuentes de la Secretaría General hablaron de alguien más: la secretaria de Hábitat, Mercedes Maldonado. Sin embargo, ella negó por ahora su interés de renunciar. Sin embargo, según fuentes consultadas por El Espectador, estas no serán las únicas renuncias. En las próximas semanas se esperan nuevas dimisiones de funcionarios que esperan quedar habilitados para las elecciones de 2015. La seguidilla podría generar de nuevo inestabilidad en el gabinete de Gustavo Petro, el cual se ha caracterizado por los constantes cambios en sus casi tres años de administración.

En el caso de la renuncia de Durán, directora de Espacio Público del Distrito, es claro que su razón es para trabajar en su candidatura al Concejo Distrital. Aunque no lo dice directamente, en su carta de renuncia, con fecha del 17 de septiembre, argumenta que lo hace para dedicarse a un proyecto personal.

Pero quizá la renuncia que más sorprendió fue la del secretario distrital de Gobierno, Hugo Zárrate, especialmente por la alta rotación en esta dependencia, ya que en casi tres años han pasado cuatro secretarios. Esta es de gran importancia para el alcalde mayor, porque entre sus funciones están las relaciones políticas con el Concejo y la seguridad en la capital. En los últimos meses hubo dificultades con ambos frentes.

Aunque Zárrate en su renuncia argumentó motivos personales, sobre su salida hay dos versiones. La primera indica que es por problemas de salud. Vale recordar que él padece problemas cardíacos, por los que en junio pasado fue internado en un hospital de Ibagué (Tolima). Sin embargo, otras versiones apuntan a que su intención es aspirar al Concejo.

A través de redes sociales, el exsecretario señaló: “Por motivos personales me retiro. Es una decisión mía y sólo mía. Quiero dejar claro que tengo una amistad de más de 20 años con el alcalde y sigo en la causa de la Bogotá Humana”. Anoche, en rueda de prensa, tras revelar que denunció penalmente a varios concejales por corrupción, agregó que su renuncia se daba porque ya había cumplido un ciclo que dio resultados efectivos.

En casi tres años de administración Petro, han pasado cuatro secretarios por esta Secretaría. En 2012, el primero fue el hoy senador Antonio Navarro Wolff, quien duró tres meses. Luego asumió el fallecido Guillermo Asprilla (Q.E.P.D.), quien estuvo hasta abril de 2013, cuando lo destituyó la Procuraduría. El tercero fue Guillermo Alfonso Jaramillo, quien renunció en febrero de este año para liderar la campaña “no” a la revocatoria de Petro. Finalmente asumió Zárrate.

Tras su renuncia, anoche se posesionó la nueva secretaria de Gobierno. Se trata de la socióloga Gloria Inés Flórez, quien ha sido cercana al mandatario Petro y reconocida defensora de derechos humanos. Ella hizo parte del Polo Democrático y por este partido fue elegida parlamentaria andina. Luego renunció al partido para sumarse a Progresistas, movimiento que se transformó en la Alianza Verde, partido en el que ocupaba la Secretaría General.

Sobre las renuncias y el panorama que se avecina, el concejal Antonio Sanguino señaló que, independientemente de las razones de cada uno, es necesario que se consolide por fin un equipo estable de gobierno en la administración de Gustavo Petro, “el cual sufre permanentes oleadas de interinidad. Uno esperaría que los que lleguen, terminen con el alcalde”.

Por su parte, la concejal Sandra Jaramillo afirmó que estas salidas obedecen a intereses meramente electorales. “Maniobras que no han sido ni serán ajenas a los funcionarios de la administración del alcalde Gustavo Petro, para quienes el interés general no es precisamente el faro que guía el ejercicio de la función pública. Hemos visto que se comportan como trapecistas. Saltan de un lado a otro y lo que menos les importa es el ejercicio de la política por el interés general”.
Finalmente, el concejal Carlos Vicente de Roux opinó que hay dos casos diferentes. Para él, en el de Blanca Inés Durán parece un claro interés electoral, pero en el de Zárrate no descarta que tenga que ver con otro tipo de razones, como su incapacidad de sacar en llave los proyectos políticos entre la Alcaldía y los concejales. Esto en medio de una tensionante relación entre el Concejo y el Distrito.

“El gobierno de Petro no ha tenido las condiciones que propicien una estabilidad de gobierno. El alto nivel de rotación en los cargos directivos de la gerencia de Transmilenio y las secretarías de Gobierno, Integración Social y la Uaesp, así lo demuestra”, dice De Roux.

Por ahora, parece que las renuncias en el Distrito apenas empiezan. Sean motivos políticos o personales, lo que se avecina es un nuevo mes en el que la estabilidad política del gabinete podría verse afectada por las aspiraciones políticas de sus funcionarios.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X