1 Aug 2018 - 3:00 a. m.

San Felipe: ¿nuevo distrito de arte?

Mediante la intervención de una fachada de este sector, creativos buscan hacer más visible ante la ciudad las dinámicas artísticas y culturales que se vienen desarrollando hace seis años en la zona.

Yorley Ruiz M / @YorleyRuizM

Con 17 galerías, talleres para jóvenes artistas, fundaciones de arte, espacios para la producción musical, talleres de marquetería y una creciente oferta de cafés, bares y pequeños restaurantes, el barrio San Felipe, en Barrios Unidos, se proyecta como un nuevo distrito artístico. Este espacio, ubicado entre las calles 72 y 80, entre la Avenida Caracas y la carrera 24, nació hace 100 años como zona residencial, pero con el paso de los años se fue configurando como zona industrial.

Pero en los últimos seis años, debido a su estratégica ubicación y al precio de sus predios, ha cambiado su vocación. Ahora se enfoca en el arte contemporáneo, según explica el curador Jaime Cerón, actual subdirector del Instituto Distrital de Artes. Testigo de este proceso es la fundación Flora Ars+Natura, un laboratorio artístico que llegó al barrio hace cinco años y que ha buscado, junto con los otros actores, impulsar su transformación.

“El proceso de cambio y el consecuente desplazamiento de los pobladores originales del barrio ya había empezado una década antes de que llegáramos. El arte ha sido parte de este proceso, pero trae más beneficios que males: hay gente creativa, que está dispuesta a involucrarse con la comunidad y no es una actividad que afecte el medio ambiente. Además, las galerías y espacios independientes generan mucho tráfico peatonal, lo que le da vida al barrio”, indicó José Roca, director de Flora.

Como parte de este proceso, liderado por privados y en algunos casos apoyados por entidades público-privadas, Liz Caballero, directora de la galería Sketch, se unió con los artistas Juan Mantilla, Camilo Hernández, Camilo Pinto y Diana Ojeda para llenar de color las calles de esta zona, con murales de gran formato.

La iniciativa se materializó en la fachada del autolavado Handy Wash, ubicado sobre la calle 80 con carrera 22, donde se pueden ver cuatro grafitis, entre ellos un retrato en homenaje al artista estadounidense Jean-Michel Basquiat, quien el pasado 12 de agosto cumplió 30 años de fallecido.

Esta apuesta, llamada San Felipe Walls, tuvo un proceso de creación que comenzó el 6 de agosto y terminó el 15 de septiembre. La muestra estará hasta febrero de 2019, fecha en la cual se pretende hacer intervenciones similares y expandir la propuesta por otros espacios del sector.

“Esta intervención fue un regalo para San Felipe. La idea es seguir pintando, con el fin de mostrar el enfoque de este sector con creaciones de artistas, tanto locales como internacionales”, explicó el artista urbano Juan Mantilla, quien hace dos años tiene su taller en el barrio.

Actividades como Noche San Felipe, donde todas las galerías abren sus puertas al público y ofrecen escenarios culturales para el disfrute, no solo de los habitantes sino también del público bogotano en general, y Chocolate con los Vecinos, organizado por Flora, han fortalecido las relaciones de los residentes tradicionales con sus “nuevos” vecinos.

“La llegada de estas galerías ha sido muy positiva para nosotros como comunidad, porque se ha llenado de centros culturales, de restaurantes y nos ha dado otra visión y acceso a la cultura mediante talleres y reuniones. Acciones que han cambiado la cara al barrio, tanto así que ya hay más sentido de pertenencia de los propietarios con sus viviendas”, indicó Mirtha de Hoyos, secretaria de la Junta de Acción Comunal del barrio.

Aunque este panorama es positivo, según Hoyos, el consumo de sustancias psicoactivas, la inseguridad y el mal manejo de basuras son algunos de los aspectos que en muchas ocasiones azotan la zona. Además, resalta que son muy pocas las familias que quedan en el barrio, pues la mayoría son adultos mayores que residen allí hace más de 30 años.

“Todo lo que ha sucedido en este sector ha sido fruto, en su mayoría, de nuestro propio bolsillo. Por ello, hacemos un llamado al Distrito para que nos ayude a hacer de esta zona un lugar más amable, con más árboles y más espacios públicos, porque actualmente solo contamos con un parque, y es mediante estos escenarios como podremos integrar a la comunidad para que se sientan parte de este proceso”, agregó Liz Caballero.

Aunque en el centro de la ciudad también se concentra gran número de artistas, como en La Macarena, este barrio busca seguir reafirmándose durante los próximos años como un distrito artístico, donde no solo dialoguen las galerías entre ellas, sino también donde estos procesos de creación estén a la vista de todos los bogotanos.

Es por ello que el próximo jueves 15 de noviembre se espera realizar la última Noche San Felipe del año, con el fin de seguir acercando al resto de la ciudad con lo que sucede en esta zona, pues la entrada a todos estos espacios es gratuita. “Esperamos que el barrio se consolide como una zona vital y dinámica de la ciudad, en términos sociales más que artísticos o culturales”, concluyó el director Roca.

Comparte: