21 Feb 2020 - 11:01 p. m.

Se presentaron disturbios dentro de la Universidad Distrital

En medio del plantón que se adelantaba sobre la carrera Séptima, uniformados del Esmad se enfrentaron con encapuchados dentro de la sede administrativa de la institución. Otros de los manifestantes bloquearon la Avenida Caracas.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

Las manifestaciones que se adelantaban frente a la Universidad Distrital terminaron en graves disturbios, luego de que encapuchados comenzaran a lanzar piedras contra los uniformados del Esmad (Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía), que se encontraban sobre la carrera Séptima. 

Las manifestaciones se dieron en medio de las marchas convocadas en el marco del Paro naciona, pero además, estuvieron motivadas por las solicitudes para aumentar el presupuesto de la institución, dado que se requerirían mayores recursos para comenzar los dos semestres de este año.

Ante el accionar de los uniformados, varios de los manifestantes se dispersaron, pero los encapuchados se quedaron dentro de la institución enfrentándose con las autoridades tanto por la carrera Séptima como por la Novena. Un grupo se replegó sobre la carrera 13, donde manifestantes intentaron formar barricadas con basura, para impedir el paso de los vehículos. 

Mientras tanto, encapuchados bloquearon el paso de vehículos, en ambas calzadas de la Avenida Caracas, por lo que el Esmad ha realizado planes rastrillo para evitar nuevos enfrentamientos en otros puntos de la zona. 

Al respecto, el rector de la Distrital, Ricardo García Duarte, aseguró que se evalúan los daños causados dentro de la universidad, que fue evacuada a lo largo de la tarde. "Nada más estéril que estas acciones incapaces de favorecer una formación crítica entre estudiantes y docentes.  Más bien levantemos las banderas de una transformación social, de una paz integral y de una reconciliación nacional. Este tipo de tropeles causan daño a la institución y sobre todo oscurecen la conciencia revolucionaria, pues apenas dejan ver el practicismo violento y no el horizonte de cambio".

Comparte: