3 Dec 2020 - 3:10 a. m.

Secretaría de Educación logra acuerdo con organizaciones sindicales de Bogotá

Fueron 270 puntos a gratuidad de la educación, la implementación de la jornada única y estrategias para fortalecer la estrategia “Aprende en casa”.

Un acuerdo con 270 puntos firmaron este miércoles 14 organizaciones sindicales y la Secretaría de Educación de Bogotá, con lo que se busca beneficiar y mejorar las condiciones de 38.097 docentes, directivos docentes y funcionarias y funcionarios administrativos.

Lea: El regreso a las clases no se puede retrasar

El acuerdo hecho con la ADE, Usctrab, Sintrenal, Sindistritales, Sinaltraedu, Sinepsed, Asoorientadoressociales, Asonal Educativa, Suteb, Sipatco, Sinaltraeduco, Sintraeducación, Sintrased y Sintradistritales, incluye puntos como avanzar en la gratuidad de la educación; fortalecer el programa de “Aprende en casa”, implementado por las condiciones de la cuarentena y la suspensión de clases presenciales, así como nuevas mesas de diálogo para analizar el Sistema General de Participaciones, la implementación de la jornada única y la educación rural.

Sumado a esto, se incluyó la intervención y dotación de las sedes educativas priorizadas, aumento del porcentaje condonable para los maestros que realizan que realizan posgrados y son financiados por el Distrito; reconocimiento de la labor de los orientadores; implementación de Comités Paritarios de Seguridad y Salud en el Trabajo, y una nueva mesa para revisar las cargas laborales de auxiliares administrativos con funciones financieras en las instituciones.

Al respecto, la alcaldesa Claudia López aseguró que “construir confianza implica darse la oportunidad de construir en medio de las diferencias. No se trata de unanimidad, la confianza no es una derrota, ni ceder de mala gana, es construir en medio esa gran porción en la que sí estamos de acuerdo”, al indicar que es la primera vez que en la ciudad se logra un acuerdo con cerca del 81% de los compromisos que se analizaron.

Por su parte, la secretaria de Educación, Edna Bonilla, resaltó la importancia del diálogo que se logró en estos últimos meses de trabajo, mientras que William Agudelo, presidente de la Asociación Distrital de Educadores ADE, llamó la atención en que “durante la pandemia, los maestros y maestras convirtieron a sus casas en sus sitios de trabajo, garantizando el derecho a la educación (...) Es importante que sea desde Bogotá, su alcaldesa, la que le hable al país, sobre el fortalecimiento de la educación pública”.

Por lo pronto, al Distrito le queda un nuevo reto y será convencer tanto a los maestros de la red pública como a los padres y acudientes de estudiantes a regresar, en alternancia, a las clases presenciales a partir del 25 de enero, que se dará inicio al nuevo año escolar.

Aunque el Distrito ya ha asegurado recursos para garantizar las medidas de bioseguridad dentro de las instituciones, así como para la entrega de implementos de aseo y tapabocas a profesores y estudiantes, el mayor temor sigue siendo la posibilidad de contagio y en el caso específico de los maestros, el riesgo que puedan correr aquellos con comorbilidades y riesgos.

Comparte: