Publicidad
28 Jan 2021 - 3:02 a. m.

Segundo pico de la pandemia le costó 10 puntos de popularidad a Claudia López

Según la última encuesta de la Invamer Gallup Poll, la aprobación de la mandataria capitalina pasó de 71 % al 61 %. Las decisiones de los últimos meses y sus vacaciones habrían influido.
Pese a la caída en su aprobación sigue siendo la mandataria mejor calificada en los últimos años.
Pese a la caída en su aprobación sigue siendo la mandataria mejor calificada en los últimos años.
Foto: Carlos Rosas - Mauricio Alvarado Lozada

La percepción positiva en Bogotá ha caído en los últimos meses. Así lo demuestra la última encuesta de la Invamer Gallup Poll en la que se evidencia un aumento del 67% al 76% (9 puntos porcentuales) de la creencia entre los ciudadanos de que las cosas están empeorando, mientras que la aprobación de la alcaldesa Claudia López pasó del 71% al 61% y su desaprobación aumentó del 24% al 37 %.

Gran parte de los inconformismos surgen de las condiciones actuales de la pandemia, si bien la mandataria sigue teniendo una más alta aprobación que la de sus antecesores Enrique Peñalosa y Gustavo Petro, la ciudadanía le ha cobrado el segundo pico de la pandemia y el regreso de las cuarentenas en Bogotá.

Además de las consecuencias en la economía de la ciudad que esto pueda traer, están hechos como el cambio repentino de las medidas pues, hubo momentos en que una directriz que se dio en la mañana cambió para la tarde, como, por ejemplo, ocurrió con la ley seca que se convirtió en restricción para la venta de alcohol en establecimientos.

A esto, se le sumaron las aglomeraciones. Desde que comenzó diciembre se alertó de la alta presencia de compradores en San Victorino y los centros comerciales, posteriormente se criticó el evento inaugural de la Navidad en Ciudad Bolívar en el que se evidenció una gran cantidad de personas junto a la mandataria, así como se cuestionó la cantidad de hinchas que se juntaron para la final de fútbol entre Santa Fe y América.

Por otro lado, estuvieron temas como la alta ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), a lo que se sumaron los reportes de salas de urgencias ,que llegaron al máximo de su capacidad y que revivieron la promesa de las 4.000 camas que se hizo al comienzo de la pandemia –por lo que se disculpó el secretario de Salud, Alejandro Gómez– pero además, la necesidad trajo de nuevo la discusión sobre la necesidad de reabrir el hospital transitorio en Corferias.

Por último, estuvieron las vacaciones de la mandataria que cuestionó fuertemente la oposición, al considerar que si bien tenía derecho a tomarlas, no fue el momento más adecuado. Tales fueron las circunstancias, que una semana después de su partida y antes de lo que tenía previsto, López volvió a la ciudad para anunciar las primeras cuarentenas sectorizadas que se decretaron este año.

La alcaldesa de Bogotá no fue la única que tuvo una reducción en su popularidad. A excepción de Barranquilla, en todas las ciudades en las que se realizó la encuesta la percepción de que las cosas están empeorando supera con creces a la idea de que están mejorando y esta se asemeja a la aprobación que hacen los ciudadanos de sus mandatarios.

Síguenos en Google Noticias