7 Jul 2021 - 2:46 a. m.

Seguridad en Bogotá: una cuestión más allá de las cifras

Durante un año y medio de mandato, Bogotá ha tenido que enfrentar una pandemia, un paro nacional y la renuncia de su secretario de Seguridad. ¿Qué tan complejo está el panorama?
Nicolás Díaz Roldán

Nicolás Díaz Roldán

Periodista Bogotá
En el inicio de este mes, la Secretaría de Seguridad quedó en manos de Aníbal Fernández de Soto.
En el inicio de este mes, la Secretaría de Seguridad quedó en manos de Aníbal Fernández de Soto.
Foto: Scott Olson

Lo ocurrido en 2020 y 2021 no ha sido fácil de manejar para ningún gobierno, y Bogotá no ha sido la excepción. Entre cuarentenas y reaperturas, la capital tuvo que lidiar con la crisis económica que generó la pandemia, que evidenció grandes brechas sociales y, a pesar de que las cifras decían lo contrario, aumentó la percepción de inseguridad. A esto se sumó otra crisis: el estallido social. El 28 de abril inició el paro nacional, el cual se extendió no solo con la participación masiva de la gente en las calles, sino con alteraciones al orden público, enfrentamientos y disturbios.

Allí, en pleno caos, se dio la renuncia de Hugo Acero a su cargo como secretario de Seguridad, decisión que generó sorpresa. No obstante, el exfuncionario entregó el balance de su año y medio de gestión, resaltando la disminución de nueve delitos de alto impacto, el trabajo para reducir el hacinamiento carcelario y el avance en obras para la Policía.En su reporte se hace una comparación entre las cifras del año 2019, 2020 y parte de 2021.

Recibe alertas desde Google News