Publicidad
26 May 2022 - 2:00 a. m.

Sistema de Cuidado: la apuesta del Distrito para reducir brechas de género

Históricamente, la carga social del cuidado se ha relegado a las mujeres. Con este programa, y tras ganar un concurso global, $4 mil millones serán invertidos en mejorar las condiciones de vida de cuidadoras vulnerables de Bogotá.
Cristian Camilo Perico Mariño

Cristian Camilo Perico Mariño

Periodista sección Bogotá
Según la Secretaría de la Mujer, se han superado las 100 mil atenciones en la ciudad.
Según la Secretaría de la Mujer, se han superado las 100 mil atenciones en la ciudad.

La concepción machista de que las labores del hogar y cuidar a sus integrantes es tarea exclusiva de mujeres ha rezagado de manera directa el desarrollo personal y profesional de quienes han tenido que dedicarse de lleno a las labores domésticas no remuneradas. Paradigma que requiere ser cambiado en Bogotá, lo cual intenta la Secretaría de la Mujer con su Sistema Distrital de Cuidado.

Lea también: Barreras de la comunidad sorda en Bogotá.

La iniciativa ha tenido tan buena acogida, que fue reconocida internacionalmente, ubicando a la capital entre las 15 ciudades ganadoras del Desafío Global de Alcaldes, organizado por Bloomberg Philanthropies. Con los $4.000 millones que llegarán por el galardón se reforzará la estrategia, con oportunidades de desarrollo a mujeres en contextos desfavorables.

La inspiración detrás de esta política nació de la errada construcción social que divide el trabajo entre hombres y mujeres, según los roles de género y lo “apropiado” para cada sexo, que ha llevado a reducir las posibilidades de aquellas que se han tenido que encargar del cuidado de sus hijos o de sus familiares con discapacidad.

La meta es revertir esa situación, promoviendo la autonomía de las mujeres, ofreciéndoles servicios de formación y bienestar, sin desamparar a quienes tienen a su cargo. “Lo que hace el sistema es suplir estas demandas de cuidado, de manera corresponsable entre el sector público y las beneficiarias, para relevarlas de la sobrecarga que ha caído desproporcionadamente sobre ellas”, explica Diana Rodríguez, secretaria de la Mujer.

Y agrega: “En la capital hay 1,2 millones de mujeres que se dedican exclusivamente a las llamadas ‘tareas del hogar’ sin compensación económica, pese a dedicar en promedio 10 horas al día en dichas actividades. Lo que buscamos es que no tengan que seguir sacrificando sus proyectos de vida, para dedicarse a estas labores o a la atención de sus familiares”.

La dimensión del problema no es menor. Según la pirámide poblacional de Bogotá, el 52,1 % de los habitantes son mujeres, siendo en total 4’082.618. Esto representa que, según los datos de la secretaria, casi un tercio está por fuera del sistema educativo o laboral por dedicarse al hogar.

Por su parte, la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo, del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), revela que, entre septiembre de 2020 y agosto de 2021 a escala nacional, mientras las mujeres dedicaron en promedio 7 horas y 46 minutos diarias a actividades de trabajo no remuneradas, los hombres solo dedicaron tres, es decir, una diferencia de casi cinco horas, más de media jornada laboral.

El evidente desbalance lo complementan las cifras de la Veeduría Distrital. Un estudio realizado por la entidad advierte que antes de la emergencia sanitaria, en Bogotá había 400.000 “ninis” (jóvenes que ni estudiaban ni trabajaban). Casi dos años después la cifra creció a 665.000, con una preocupación adicional: el 66 % son mujeres.

Conscientes de esta desigualdad, se puso en marcha el sistema que funciona en articulación con las nueve Manzanas del Cuidado, ubicadas en las localidades de Ciudad Bolívar, Bosa, San Cristóbal, Usme, Los Mártires, Kennedy, Usaquén, Santa Fe, La Candelaria y Engativá, en donde ofrecen servicios en tres frentes, claves para ayudar a esta población.

Le puede interesar: Discriminación racial, en el olvido de la justicia ordinaria.

Formación, por ejemplo, brindan cursos de educación flexible para culminar el bachillerato y acceder a cursos complementarios en alianza con el Sena; en el frente denominado Respiro, encuentran atención psicosocial, gimnasia terapéutica y centros de escucha para el sosiego, y, finalmente, apoyo con personas que requieren cuidado especial, con actividades lúdicas para niños y talleres de reflexiones frente a la redistribución del cuidado, entre otros.

“La importancia de los roles de cuidado ahora es un tema que está sobre la mesa. Lo hablo en las comidas y reuniones con mi familia y amigos. Las mujeres, como yo, siempre pensamos que no hemos hecho nada. Ahora sé que hice mucho, no solo por mi esposo y por mis hijos, sino también por la sociedad. Aunque nadie me paga los trabajos de cuidado, valen mucho”, cuenta Gloria Inés Jiménez, una bogotana de 53 años que vive en Tunjuelito y ha sido una de las beneficiarias.

La inversión del premio

De acuerdo con la Secretaría de la Mujer, el dinero que ganaron con el galardón de Bloomberg Philanthropies no ha sido desembolsado, pero esperan contar con los recursos el próximo mes para ejecutarlo en el tercer trimestre del año.

“El monto total será invertido en el fortalecimiento del programa ‘Cuidado Casa a Casa’, que forma parte del sistema. Lo que hacemos es que llevamos los servicios de cuidado y relevo a las viviendas de quienes no pueden ir ni a las Manzanas del Cuidado ni a las unidades móviles”, dice la secretaria Rodríguez.

Con esta inversión esperan impactar 500 hogares y llegar a cerca de 2.000 personas beneficiarias, que vivan en contextos vulnerables y que por las condiciones particulares necesiten asistencia personalizada. En este programa las beneficiarias recibirán dos servicios al tiempo: una persona realizará el servicio de aseo en su hogar, mientras recibe tutoría personalizada para formarse en el curso “Herramientas para las cuidadoras, en el reconocimiento de su trabajo de cuidado”, coordinado en alianza con la Universidad Nacional.

Hasta la fecha, en la ciudad se han logrado más de 100 mil atenciones en las nueve manzanas. La meta al terminar el mandato de la actual administración es que se complete un millón y se entreguen 20 manzanas, para lograr en 2023 el propósito de impactar positivamente a un millón de mujeres, quienes podrán ver cómo gracias a este programa podrán alivianar la responsabilidad que representa encargarse de un hogar.

Si está interesada en vincularse a alguna de las manzanas, puede contactarse con alguna de las gestoras locales:

Nota relacionada: Política Pública LGBTI en Bogotá: el avance más allá del papel.

Cristian Camilo Perico Mariño

Por Cristian Camilo Perico Mariño

Estudió Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de Manizales. Decimoprimera generación de la Escuela de Periodismo Multimedia El Tiempo. @cristian_pericocperico@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias