24 Jul 2020 - 1:13 a. m.

Transmilenio por la Séptima: crónica de un revés anunciado

El Distrito escribió el último renglón para cerrar el capítulo de Transmilenio por la Séptima y pasar a uno nuevo, con un corredor verde sobre la histórica avenida. Con esto, la extensa historia de proyectos para la Séptima suma ocho capítulos en menos de 25 años.

Un nuevo proyecto de movilidad y desarrollo urbano para la carrera Séptima, la vía más importante del oriente de Bogotá, tiene luz verde para arrancar su estructuración. Desde que el Concejo aprobó el Plan de Desarrollo (PDD) para el periodo 2020-2024 se conocía que la troncal de Transmilenio (TM) que se proyectó desde hace más de diez años, durante la administración de Luis Eduardo Garzón, y que finalmente configuró y dejó en licitación el gobierno de Enrique Peñalosa, sería reemplazada por un nuevo proyecto del que viene hablando la alcaldesa Claudia López desde su campaña: un corredor con un sistema de transporte basado en energías limpias y con modificaciones al arbolado y al espacio público, entre otras.

Pero para dar inicio formal a ese proyecto, que quedó bautizado en el PDD como “Corredor Verde”, primero era necesario cerrar la licitación de la troncal y los problemas jurídicos alrededor de dicho proceso. Vale recordar que la licitación se frenó por orden judicial, debido a demandas interpuestas en contra de la troncal por vecinos del corredor y activistas políticos, pero concluir el proceso licitatorio no es tarea fácil porque hay seis oferentes concursando por el contrato de las obras, estimadas en $2,4 billones.

LEA: Carrera Séptima: arranca una nueva odisea por mejorar la movilidad

Por eso era necesario llegar a algún tipo de acuerdo con los seis proponentes, un paso que según Caracol Radio se dio este jueves. De acuerdo con la emisora, los consorcios que participaban de la licitación retiraron sus ofertas de forma voluntaria, “sin ejecutar las pólizas, sin acciones legales y sin ejercer alguna reclamación”. Así las cosas, queda sepultada la idea de llevar una troncal de TM entre las calles 32 y 200 de la Séptima, y se abre paso a la propuesta de un Corredor Verde.

Sin embargo, a pesar de la crucial decisión para cerrar el capítulo de TM por la Séptima y abrir el del Corredor Verde, por ahora hay más incertidumbres que certezas respecto al futuro del corredor.

Lo primero es la ausencia de información oficial. La entidad encargada de adelantar las obras es el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), pero desde la oficina de prensa de la entidad afirmaron que la Alcaldía había tomado la vocería sobre la decisión tomada. En el Distrito evadieron el tema y citaron a una rueda de prensa para mañana a las 9:30 a.m., en la que se hará el anuncio y se conocerán los términos y detalles del acuerdo alcanzado.

LEA: Metro de Bogotá irá hasta la calle 100 y Regiotram norte reemplazará a TM por la Séptima

Por eso mismo permanecen las dudas sobre el futuro de la Séptima, tanto para quienes estaban acompañando el proceso de la línea de TM, como entre quienes están a favor o en contra de la construcción de la troncal.

El comité “Defendamos la Séptima”, que lideró plantones, acompañó algunas de las acciones jurídicas y en general ejerció una fuerte oposición contra el proyecto, se manifestó sorprendido y complacido con la decisión, pero considera que es necesario conocer los detalles de lo que conciliaron el Distrito y los seis oferentes. Javier Arango, uno de los voceros del grupo de residentes, vecinos y usuarios de la Séptima, afirmó que “el anuncio nos tomó por sorpresa, muy grata, pero los detalles del acuerdo no los conocemos. Estamos atentos al anuncio oficial para mañana. Si bien es un logro para nosotros, queremos conocer el detalle de ese acuerdo”.

Sebastián Rojas, otro portavoz del comité, se expresó en términos similares y aseguró que ahora es necesario iniciar el proceso de participación con la comunidad entre la que incidirá el proyecto, tal como quedó consignado en el Plan de Desarrollo.

“Lo vemos como un logro de esta administración y que está en línea con los acuerdos hechos con este comité y con los ciudadanos y es un logro de la movilización ciudadana. Estamos pendientes de que se inicie la estrategia de participación incidente y que sea un proyecto diferentes a lo planteado pos la administración Peñalosa”, manifestó Rojas.

Por su parte, Mauricio Rico, de Corposéptima, entidad que representa a algunos comerciantes y residentes en inmediaciones del corredor y que apoyó el proceso de construcción de la troncal, opinó que era sano para la ciudad y para las finanzas del Distrito el haber puesto de acuerdo a los oferentes y que no reclamaran por sus derechos. “Es el inicio para poder cerrar el proceso jurídico y la licitación que sigue vigente y los otros procesos pendientes. No sabría si es un avance o no, pero es el principio para resolver por lo menos lo jurídico, pero aún no está claro qué es el Corredor verde”.

> LEA: Contraloría advierte sobrecostos por rezagos de troncal de Transmilenio por la Séptima

Rico, no obstante, se mostró preocupado por un nuevo reinicio a los planes para mejorar la movilidad y el espacio público de la Séptima, además de que este Corredor Verde sería el segundo proyecto similar que se presenta, tras la idea que planteó la alcaldesa encargada Clara López. “Cada cuatro años cambian la receta para la Séptima, dependiendo de los intereses de la administración. La realidad es que después de 16 años aún no nos ponemos de acuerdo sobre qué debe pasar en este importante corredor de la ciudad”, agregó.

Y así como los líderes de “Defendamos la Séptima”, el portavoz de Corposéptima propone que, no quedando otra opción que iniciar un nuevo proyecto, hay que partir del proceso participativo por el que tanto clamaron algunos residentes y vecinos del corredor. “Pedimos que primero se diseñe un proyecto urbano integral que garantice cómo se arman los componentes de espacio publico, medio ambiente, movilidad y desarrollo urbano y con base en eso poder tomar decisiones acordes a las necesidades del borde oriental”, concluyó.

Concejo, dividido

En el Concejo de Bogotá el tema de las obras para la Séptima ha sido de amplia discusión. Desde la corporación se le viene haciendo un riguroso seguimiento a la troncal, y ahora al Corredor Verde, debido a que cualquiera que sea la solución final, está incluida en el paquete de obras para las que se autorizó en 2016 un cupo de endeudamiento por $5 billones.

LEA: Algunos concejales ven embolatado el “corredor verde” de la carrera Séptima, en Bogotá

Para esa veeduría, en el cabildo se creó una comisión accidental de “Nuevas Troncales de TM”, que aunque no tiene la potestad de avalar el nuevo proyecto, sí evalúa los avances en el Corredor Verde y en los demás proyectos de infraestructura para ampliar la red de TM.

Tras conocerse la decisión que sepultó por completo la idea de construir una troncal de TM por la Séptima, algunos cabildantes se pronunciaron al respecto. Además de sus posiciones a favor o en contra de la troncal, también queda la impresión de que la mayoría tiene dudas sobre el nuevo proyecto, del que hay pocos y nulos detalles.

Lucía Bastidas, cabildante de Alianza Verde y coordinadora de la comisión accidental de nuevas troncales, señaló que el tire y afloje de proyectos para la Séptima solo perjudica a quienes requieren de una solución de movilidad en el borde oriental de la ciudad. “Bien por la ciudad que con un acuerdo no pierde recursos, bien por los oferentes que invirtieron y aunque no pudieron construir TM por la Séptima encuentran otra alternativa; quienes realmente pierden son los ciudadanos del borde oriental de la ciudad que ven cómo administración tras administración les hacen ‘conejo’”.

Así mismo, lamentó que una vez más arranque el proceso de invertir y realizar estudios, diseños y obras. “En los tres años y medio que quedan de esta administración no veremos una solución de transporte masivo para esos ciudadanos”, insistió, y resaltó que la troncal de TM ya contaba con estudios, diseños y recursos aprobados.

Entre tanto, Carlos Carrillo (Polo Democrático), comparó esta decisión con otro proyecto similar: la construcción de la troncal de TM por la Av. 68. Ambos quedaron en etapas similares en la anterior administración, pero el Distrito decidió darle luz verde a esa troncal. “Para que vean que la lucha sí sirve. ¿Dónde quedó el cuento de que es imposible deshacer una licitación abierta? Si la ciudadanía se organiza la terquedad de los gobernantes termina por ceder”, dijo el cabildante a través de sus redes sociales.

Hace dos semanas, en este medio se publicó un artículo con las consideraciones sobre la eventual caída del proyecto de troncal. Allí, otros concejales dieron sus razones sobre por qué les preocupa empezar de cero un nuevo proyecto, aunque en repetidas ocasiones el Distrito ha manifestado que aprovechará algunos aspectos del proyecto de troncal, como los predios adquiridos. Andrés Forero, del Centro Democrático, dijo entonces que el Distrito “no tiene nada claro. El proyecto de Corredor Verde es muy vago y no han podido explicar qué harán. Es más, no descartan ninguna opción, incluso un BTR (Bus de Tránsito Rápido)”.

Yefer Vega (Cambio Radical), fue igual de contundente: “El Distrito no han presentado nada. Afirman que el dinero y los predios no se perderán, y lo que hay no dista mucho del plan anterior”. Agrega que la troncal es clave para el metro, algo que le genera dos preguntas: “¿El Gobierno se aguantará el incumplimiento del Conpes y el Confis con los que apoyó el metro? ¿Incidirá la tibia relación entre Distrito y Presidencia?”.

También hubo quienes manifestaron su pleno apoyo al Corredor Verde y achacaron a la emergencia santiaria que atraviesa la capital los pocos avances en ese proyecto. “La pandemia trastocó todos los planes del Distrito y muchos recursos y esfuerzos se han dirigido a atender la emergencia. Este mes se hará la armonización presupuestal: cambiarán las prioridades y así el proyecto empezará a correr. Hay que tener paciencia, quisiéramos mayor velocidad, pero hay que entender las circunstancias”, manifestó en su momento el cabildante Julián Espinosa (Alianza Verde).

Por último, Julián Rodríguez Sastoque, también de los verdes, aseguró que “hay que esperar los estudios que deben entregarse en noviembre, porque entendemos la preocupación de querer algo estructurado. Espero que se presente la propuesta hacia finales de año, y tendrá una rigurosa veeduría ciudadana y del Concejo”.

¿En qué consiste el Corredor Verde?

Como ya se dijo, del proyecto propuesto por la administración López no se conocen estudios, ni diseños, ni puntualmente qué partes tomará de la troncal de TM por la Séptima. Lo único que se sabe, según lo adelantó el director del IDU, Diego Sánchez Fonseca, durante la última reunión de la comisión de nuevas troncales, es que el proyecto se está estructurando con asesoría de WRI y GHEL Architects, dos agencias internacionales de movilidad, diseño y arquitectura.

Ceñidos a lo que quedó consignado en el artículo 106 del PDD, con el que se aprobó la sustitución de la troncal por el Corredor Verde, la propuesta se diferenciará del proyecto de TM en que “privilegia el uso de energías limpias, el espacio público peatonal y formas de movilidad alternativa como la bicicleta. El corredor verde, además se diseñará con participación ciudadana incidente, como un espacio seguro con enfoque de tolerancia cero a las muertes ocasionadas por siniestros de tránsito, que proteja el patrimonio cultural, que promueva la arborización urbana, que garantice un mejor alumbrado público, la operación de un sistema de bicicletas, la pacificación de tránsito y que mejore la calidad del aire a través del impulso a la electrificación de los vehículos que por ahí circulen”.

El artículo es muy claro en que “en ningún caso” el nuevo proyecto podrá incluir una troncal de TM como la que se planteó durante la anterior administración. Asimismo, se especifica que “el nuevo proyecto aprovechará la adquisición predial e insumos técnicos existentes para facilitar y acelerar su definición” y que “el Corredor Verde hará parte de un nuevo proyecto urbano integral de movilidad de la zona nororiental de la ciudad”.

Esto último estaba claro desde principios de año, cuando en una de las primeras grandes decisiones de la alcaldesa López se anunció que la primera línea de metro ya no iría hasta la calle 72 con Av. Caracas, como lo dejó contratado el exalcalde Peñalosa, sino que se extenderá hasta la calle 100 con Autopista Norte. Con esto, la idea es que queden articulados el metro, TM de la AV. 68, el Regiotram norte que se construirá sobre el corredor férreo del oriente capitalino y el Corredor Verde de la Séptima, que será el octavo proyecto que se propone en 23 años para tratar de solucionar los problemas de movilidad y espacio público en la mítica Séptima.

En conclusión, ahora la tarea está en manos del Distrito, que debe cumplir lo acordado en el PDD y estructurar la mejor solución para la Séptima, con la participación incidente de vecinos, usuarios del corredor y expertos en movilidad, diseño e infraestructura.

Comparte: