30 Jul 2020 - 2:00 p. m.

Trata de personas en Bogotá, un delito más cercano de lo que parece

En lo corrido del año, el Distrito ha atendido a 53 personas que han sido víctimas de este flagelo en diferentes modalidades. Sin embargo, la explotación sexual sigue siendo la más frecuente, al representar más de la mitad de los casos (31).
Este jueves 30 de julio se conmemora el día mundial contra la trata de personas.
Este jueves 30 de julio se conmemora el día mundial contra la trata de personas.

La trata de personas es un delito subestimado, pero afecta a más personas de lo que se piensa y se manifiesta de diferentes maneras: desde la explotación sexual hasta el matrimonio en contra de la voluntad de una de las partes; desde la esclavitud hasta trabajos forzados como la mendicidad y el sometimientos a cambio de pago de deudas.

Aunque estos en gran parte se presentan en el exterior, las entidades locales deben velar por brindar una constante atención psicosocial a las víctimas. Para este fin, el Distrito, desde la Secretaría de Gobierno, ha realizado un seguimiento a 53 casos en lo corrido del año. De ellos, 31 han sido por explotación sexual, 14 por servidumbre y seis por matrimonio servil, siendo estas las modalidades más comunes de este delito, considerado como el tercero más lucrativo en el país, después del narcotráfico y la venta de armas.

De los casos atendidos, el 86 % fueron de víctimas explotadas en el extranjero y solo 12 son de este año. Los restantes son de reportes del año pasado. Dos de los hechos de este año se presentaron en la ciudad bajo la tipificación de servidumbre, en la localidad de Puente Aranda, y explotación sexual, en Engativá. A estas personas se les ha brindado atención del grupo de psicólogos y abogados, y tras las denuncias se han adelantado acciones de articulación para garantizarles su seguridad.

Asimismo, se realizó la campaña “Hagamos un trato: Bogotá sin trata”, con el fin de informar y sensibilizar a más de 7.000 personas sobre el delito y sus siete modalidades: explotación y turismo sexual, mendicidad ajena, matrimonio servil, trabajos forzados, extracción de órganos, servidumbre y esclavitud.

Por otro lado, están siete casos, que corresponden a explotación sexual en el extranjero, su mayoría en España. A estas víctimas, que llegaron con varias afectaciones a nivel físico, mental y socioeconómico, se les brindó acompañamiento ante la Registraduría para la expedición de sus documentos de identificación y al 30 % de ellas se le garantizó, además, la asistencia humanitaria de emergencia, con alojamiento temporal, alimentación y entrega de elementos de aseo.

En materia laboral, con apoyo de la Secretaría de Desarrollo Económico, el 60 % ingresó a la ruta de empleabilidad y el 40 % accedió a los servicios que ofrece el Sena en formación para el trabajo. El 50 % decidió avanzar en su proceso penal y cuentan con la representación jurídica de la Defensoría del Pueblo.

De acuerdo con Luis Ernesto Gómez, secretario de Gobierno, el acompañamiento al núcleo familiar de las víctimas se brinda a quien tenga el primer grado de consanguinidad o civil. “Estas personas son víctimas indirectas del delito y se les brinda asistencia inmediata, recibiendo los mismos servicios que las víctimas directas”, puntualizó Gómez.

Agregó que, durante el año pasado, de los casos ingresados a la Ruta de Atención a Víctimas de Trata de Personas, 10 corresponden a personas migrantes, que fueron atendidas en Bogotá. “De acuerdo a los preceptos y disposiciones del Decreto 1066 de 2015, las víctimas de trata de personas de nacionalidad extranjera tienen los mismos derechos que las víctimas de origen nacional. En esta medida, se han adelantado acciones en pro de brindarles atención y restablecer sus derechos”.

Este jueves, en el marco de la conmemoración del día mundial de la lucha contra la trata de personas, se aprobó en primer debate el proyecto de acuerdo en el Concejo de Bogotá, mediante el cual se dictan los lineamientos de una política pública del Distrito, para la mitigación de este delito.

Para el secretario de Gobierno, la aprobación del proyecto de acuerdo fortalece el protocolo existente para la atención y protección a las víctimas, al elevarlo a una norma distrital. “Seguimos con todo el empeño en una política pública anclada a nuestro Plan de Desarrollo y también acompañamos el proyecto de acuerdo en el Concejo, para combatir y luchar contra este flagelo. Acabamos las fases de preparación y agenda pública, y entramos a la fase de formulación, para que en el mes de junio del 2021 Bogotá tenga la política pública de lucha contra este delito”, concluyó Gómez.

La Secretaría de Gobierno es la entidad encargada de recibir los casos que remiten otras entidades distritales y nacionales en Bogotá, así como de organizaciones civiles o de la propia ciudadanía. Las denuncias pueden hacerlas en la línea 350-3085507 o a través del correo lucha.trata@gobiernobogota.gov.co. La notificación servirá para activar la ruta de atención respectiva, la cual está liderada por abogados, trabajadores sociales y psicólogos que se encargan de brindar asistencia a estas personas que mediante engaños cayeron en manos de redes delincuenciales.

Comparte: