Publicidad
15 Jan 2021 - 7:11 p. m.

UCI de Bogotá: quedan 139 camas para pacientes Covid y 56 para otras patologías

En medio de la controversia que desató la diferencia de cifras entre el Distrito y la Personería, el reporte de Saludata indica que las unidades de cuidados intensivos generales tienen una ocupación del 91 % y para atención del Coronavirus, del 93,3 %.
UCI - Bogota
UCI - Bogota

Bogotá ha implementado una serie de medidas restrictivas para disminuir el aumento de contagios que se presentaron después de diciembre. Y es que lo que más preocupa es el acelerado aumento de contagios, que tiene al sistema de salud y en general a la capital, en alerta roja, pues actualmente solo tiene 139 camas disponibles para pacientes con COVID-19 y para otras patologías, solo hay 56.

>>>Lea: Unidades de Cuidado Intensivo de Bogotá al 91.5%: ¿cuándo se habla de un colapso del sistema?

Frente a este panorama se han desatado controversias ya que mientras que el secretario de Salud, Alejandro Gómez, asegura que no se puede hablar por ahora de un colapso, la Personería de Bogotá insiste en que la situación es crítica sumando un presunto desabastecimiento de medicamentos y falta de personal médico.

“Yo no quiero negar el nivel de estrés del sistema sanitario y negar que hay una alta ocupación, porque justamente ese panorama es el que nos ha llevado a tomar decisiones de carácter social como lo han sido las cuarentenas y los toques de queda. Pero si no tuviéramos unidades, no podríamos remitir a las UCI a los pacientes como lo hemos hecho. Si es en el mismo hospital, las personas en una hora o menos ya están en su cama UCI”, expresó el secretario de Salud.

Lo cierto es que en muchas instituciones, la situación sí es crítica. Es el caso del Hospital San Ignacio, de la Clínica Cardioinfantil, la Fundación Santa Fe, la Clínica Shaio, La Palermo, entre otras. Su área de urgencias está con sobreocupación y las unidades de cuidados intensivos ya no están disponibles.

En estos casos, según respondió Gómez, se autoriza el traslado de los pacientes hacia otras instituciones que cuenten con disponibilidad, proceso que puede tardar mucho más de lo que tardaría si se tuviera en la misma clínica.

Desde que comenzó esta pandemia el gran temor ha sido el riesgo de que colapsaran los sistemas hospitalarios. Ocurrió en el norte de Italia en los primeros meses de 2020. Ocurrió en Guayaquil, Ecuador, y en Manaos, Brasil, donde el flujo de pacientes superó las capacidades de atención local.

El panorama es grave si se tiene en cuenta que cuando las unidades de cuidados intensivos pasan de cero camas ocupadas a cada cama llena, los pacientes tienen un 92% más de riesgo de muerte por Covid-19, según advierten médicos de la ciudad.

Síguenos en Google Noticias