5 Nov 2021 - 2:00 a. m.

Vacunación de niños: la fase que se quiere completar este año en Bogotá

Con la apertura de un nuevo rango de edad, el Distrito se impone nuevos retos dentro del plan de vacunación. La próxima semana comenzará la vacunación en colegios.
Mónica Rivera Rueda

Mónica Rivera Rueda

Periodista Bogotá

En los últimos cinco días, en Bogotá han vacunado a más de 23.000 niños, entre los 3 y 11 años, con las primeras dosis de Sinovac, luego de que el Gobierno Nacional anunció la apertura de esta nueva etapa. La medida va de la mano con los nuevos planes de la capital para la reapertura total, que tiene como requisito fundamental la vacunación completa. Las condiciones para los más pequeños no son distintas a las de los adultos. Deben asistir a alguno de los 30 puntos de vacunación habilitados, en compañía de sus padres o de un representante legal.

Al sitio deben ir con el carné de vacunación regular y el consentimiento firmado. En el momento de la vacuna, los menores de edad no deben tener síntomas de gripa o relacionados con el Covid-19, y en caso de haberse contagiado, no debe haber sido en los últimos 30 días. Así mismo, el Ministerio de Salud informó que la segunda dosis se aplicará a los 28 días. En cuanto a los síntomas posteriores, se advirtió sobre posible dolor en la zona de aplicación, dolor de cabeza, fatiga, náuseas, fiebre, tos, escalofríos o disminución de apetito.

En la ciudad el proceso comenzó en Halloween. En total, se espera vacunar a 381.000 niños que están en estos rangos de edad. Se tiene como meta su inmunización antes de que se acabe este año. “Bogotá estaba lista. A pesar de la alta demanda, tenemos disponibilidad de todas las vacunas y todas las marcas, para la aplicación de primeras y segundas dosis”, dijo el alcalde (encargado) Luis Ernesto Gómez.

Son varias las razones para acelerar el proceso. Además del arranque de la implementación del esquema para la reapertura total de la ciudad, se busca el regreso completo a la presencialidad en los colegios. Por esta razón, a partir del lunes se comenzará a vacunar en las instituciones educativas. “Los niños y las niñas han sido ejemplo y han llevado a sus mayores, padres, tíos y abuelas, que por cualquier razón no se habían vacunado, y ahora van con ellos”, indicó el secretario de Salud, Alejandro Gómez.

Al respecto, la Secretaría de Educación indicó que este proceso ya se ha venido adelantando con los mayores de 12 años. De hecho, desde septiembre se han aplicado 110.928 vacunas, de las cuales 95.059 corresponden a primeras dosis y 15.869 a segundas. “A través de un trabajo integral, que se ha venido desarrollando con la Secretaría de Salud, ha comenzado el proceso de vacunación contra el Covid-19 y se han organizado jornadas masivas de inmunización de la población infantil y juvenil en instituciones educativas”.

Es por ello que el Distrito es optimista, pues la mayoría de los rangos de edad superan el 70 % de la aplicación de la primera dosis y en las próximas semanas se comenzará a exigir el carné de vacunación, por lo que creen que en los próximos días aumentará la afluencia a los puntos habilitados. “Todo el mundo está esperando la reapertura completa de los cines, las empresas y los espacios deportivos”, indicó el secretario de Salud.

Para Julio Chacón, médico epidemiólogo del equipo de investigación del Covid-19 de Colsánitas, lo importante en este momento es concientizar a los padres de la necesidad de inmunizar a los niños. “Uno de los grandes problemas de las sociedades es generalizar los conceptos, cuando sabemos que el virus se manifiesta de diferentes formas en adultos y niños. Sabemos que en adultos puede ser más duro, mientras que en los niños es difícil que genere una afectación grave, por lo que es importante reconocer que las vacunas tienen la función de disminuir la posibilidad de efectos graves o complicaciones”.

Asimismo, señala que es importante garantizar que toda la familia esté vacunada. “Los niños son unos vectores importantes de las enfermedades. Puede que ellos no presenten síntomas severos, pero pueden disipar el virus en la casas a las demás personas. Hay que trancar la transmisibilidad con la vacunación, todas las medidas de protección y exigiéndole a la gente usar el tapabocas en espacios cerrados”, dijo Chacón.

Por su parte, Diego Rosselli, investigador en salud pública de la Universidad Javeriana, señala que es entendible la preocupación que algunos padres pueden tener de aplicar la vacuna a sus hijos, pero señala que la evidencia científica demuestra que las vacunas suelen ser más seguras y efectivas en los niños. “A los cinco años los niños ya han recibido como 20 vacunas del esquema, incluso con muchas más complicaciones. Es importante que se vacune a los niños, no solo para lograr la inmunidad de rebaño, sino para evitar que se vuelvan transmisores a los más susceptibles”.

El Distrito busca que en los próximos días se logre que el 85 % de los ciudadanos de Bogotá tengan la primera dosis y que de la misma forma se garantice la vacunación para los estudiantes en los colegios y así asegurar el regreso a la presencialidad. Chacón cree que la obligatoriedad de la vacuna no debería impedir el acceso a la educación, pero sí a los eventos masivos dentro de las instituciones.

Por su parte, Rosselli señala que, a pesar de tener sus pros y sus contras por las condiciones, la vacuna contra el Covid-19 terminará en condiciones similares de obligatoriedad del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) o al de la fiebre amarilla, que se exige para visitar algunos lugares.

Por ahora, la meta está en lograr la vacunación del mayor número de personas para Navidad y conservar las medidas de autocuidado, que siguen siendo fundamentales para controlar el avance del virus y una posible nueva ola en la ciudad.

Comparte: