Bogotá

11 Sep 2013 - 10:00 p. m.

Vecinos insisten en frenar proyecto del Bicentenario

La veeduría ciudadana Habitando el Territorio (vecinos del Parque de la Independencia), que logró que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca ordenara la suspensión de los trabajos para ampliar la calle 26 en el marco del proyecto parque Bicentenario, dice que usará recursos legales para defender la zona, luego de que el Ministerio de Cultura señalara que la obra no produce ningún impacto negativo ni en el parque ni en el conjunto las Torres del Parque.

Redacción Bogotá

El concepto del Ministerio, en teoría, da vía libre para que el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) siga con los trabajos alrededor de la calle 26 y el proyecto parque Bicentenario. Éste fue previsto en la administración de Samuel Moreno para unir los costados norte y sur de la vía con un plan arquitectónico a cargo de Giancarlo Mazzanti.

Sin embargo, la entidad espera que el Consejo de Estado confirme si mantiene o no la suspensión de las obras, que están paralizadas desde enero de 2012.

Marta Rojas, una de las integrantes de Habitando el Territorio, dijo a este diario: “Nuestro alegato tiene que ver no con que nos quiten la vista a los cerros, ni con que nos parezca bueno o malo el proyecto parque Bicentenario, sino con que se ha hecho de manera irregular”. Lo dice a propósito de denuncias que ha hecho la veeduría ciudadana, pero también de los hallazgos de la Contraloría General de la República. El ente de control, en su auditoría de diciembre de 2012, indicó que las obras de ampliación de la calle 26 entre carreras 7 y 5 presuntamente comenzaron sin los estudios de detalle consolidados, lo que se convertiría en una falla de alcance penal.

En el Distrito hay posiciones que contrastan respecto al proyecto. Precisamente, la actual directora del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, María Eugenia Martínez, antes de ocupar su cargo fue una de las más críticas del proyecto Bicentenario, por tratarse de una obra “inconveniente”. Pero hoy el dilema tiene que ver con que la ejecución del proyecto contratado por Moreno tuvo una ejecución del 79%, en una primera fase en la que se invirtieron más de $13 mil millones hasta enero de 2012. De manera que una demolición podría significar un detrimento patrimonial.

Por otra parte, María Elvira Madriñán, presidente de la Fundación Rogelio Salmona, expresó en una carta que el actual proyecto del parque Bicentenario, “lejos de colmar una ilusión colectiva, un anhelo ciudadano por recomponer las fracturas, se convierte en un tremendo desacierto”.

Temas relacionados

Tribunal Administrativo
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X