2 Sep 2016 - 3:47 p. m.

Viernes de caos en movilidad en Bogotá

La ciudad estuvo colapsada en la mañana de este viernes. Choques en los que se vieron involucrados buses de Transmilenio y del Sitp, desalojos en Monserrate y cuatro kilómetros de trancón en la vía La Calera fueron parte del caos.

Redacción Bogotá

Los trancones en Bogotá son el pan de cada día. Sin embargo, en la mañana del viernes la ciudad enfrentó un caos fuera de lo común. Diferentes puntos de la ciudad colapsaron, algunos por falta de medidas de las autoridades para evitar la congestión o, como se ha vuelto habitual, vehículos de servicio público como Transmilenio y el Sipt que resultaron involucrados en choques en la ciudad.

En la Autopista Norte con calle 106 se presentó un choque múltiple en el que están involucrados un vehículo particular, una ruta escolar y un bus de Transmilenio. Del accidente quedaron dos mujeres heridas, de 22 y 24 años, con un trauma cervical leve. Ambas fueron trasladadas a la Clínica Nogales. (Vea las imágenes)

Las rutas del sistema masivo de transporte presentan un retraso de más de 30 minutos. La represión que causó el accidente hizo que los buses tuvieran que abrir las puertas para que la gente saliera a buscar otra forma de llegar a sus destinos. La movilidad de la Avenida NQS y la Avenida Caracas también se vieron fuertemente afectadas. (Vea la nota)

Durante la mañana también se reportó otro accidente entre dos microbuses de servicio público en la Avenida Suba con Avenida Boyacá. 11 personas resultaron heridas y los bomberos de la zona prestan su ayuda a los afectados.

El día negro de la movilidad en Bogotá también afectó al centro de la ciudad. La Alcaldía y la Policía tenían planeada para la mañana de este viernes el desalojo de las personas que habitan en cambuches en el cerro de Monserrate.

La iniciativa terminó en disturbios entre los habitantes de calle y las autoridades. El enfrentamiento produjo bloqueos en la Avenida Circunvalar con calle 36, pero han repercutido hasta la vía de ingreso a La Calera en donde se presentan trancones de hasta 4 kilómetros.

La Alcaldía no anunció el desalojo para evitar inconvenientes previos a la operación con las personas que habitan el sector. Sin embargo, tampoco contempló un plan de contingencia ante la posible reacción de los habitantes de calle. (Vea la nota)

El representante a la cámara por Bogotá, Inti Asprilla aprovechó la ocasión para exigir la pronta realización del metro para la ciudad. En el trino el representante pidió “el mejor metro para Bogotá, no el barato” haciendo alusión al metro elevado que contempla la administración de Enrique Peñalosa.

Este viernes gris y oscuro correspondió con la movilidad en Bogotá. Basta con ver la cuenta de Twitter @bogotatransito para evidenciar la cantidad de inconvenientes de tránsito en la ciudad.

Temas relacionados

MovilidadBogotá
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X