4 May 2018 - 5:18 p. m.

10, 9, 8, 7... listos para enviar otro módulo a Marte

Este sábado a las 11:05 GMT está programado el despegue de un cohete de la NASA que lleva a bordo una sonda diseñada para estudiar el corazón del planeta rojo.

Redacción VIVIR

Representación de un artista del módulo de aterrizaje InSight de la NASA en Marte. / NASA
Representación de un artista del módulo de aterrizaje InSight de la NASA en Marte. / NASA

Insight, una nueva misión de la NASA, está programada para partir rumbo a su objetivo, Marte, este sábado 5 de Mayo a las 11:05 GMT desde el Complejo-3 de Lanzamiento Espacial en la Base Aérea Vandenberg en California a bordo de un cohete Atlas V de United Launch Alliance.

 InSight es un módulo de aterrizaje estacionario que tendrá la tarea de explorar el profundo interior del planeta Rojo gracias a un sismógrafo y otros instrumendos adosados a su estructura. Con este aparato, los científicos de la Nasa esperan entender mucho mejor la estructura interior de Marte y responder preguntas clave sobre la formación temprana de planetas rocosos en nuestro sistema solar como Mercurio, Venus y la Tierra. Respuestas que se remontan hasta hace más de 4.000 millones de años. InSight también medirá los impactos de meteoritos en Marte en la actualidad.

Si las cosas salen bien para los ingenieros aeroespaciales de la agencia norteamericana, InSight llegará a su destino en noviembre y se sumará a la legión de aparatos que hoy ya escrutan los secretos de Marte. Sobre la superficie marciana se encuentran los vehículos robóticos Curiosity (agosto 2012) y el Opportunity (enero de 2004) y orbitando a su alrededor las sondas Mars Odyssey, MRO, MAVEN, Mars Express Orbiter, ExoMars TGO y  Mars Orbiter Mission. Las tres primeras de Estados Unidos, las dos siguientes de Europa y la última de la India. 

"De alguna manera, InSight es como una máquina del tiempo científica que traerá información sobre las primeras etapas de la formación de Marte hace 4.500 millones de años", dijo en un comunicado de la NAsa Bruce Banerdt del JPL, investigador principal de InSight. "Nos ayudará a comprender cómo se forman los cuerpos rocosos, incluida la Tierra, su luna e incluso planetas en otros sistemas solares".

InSight lleva consigo un conjunto de instrumentos sensibles para recopilar datos y, a diferencia de una misión móvil, estos instrumentos requieren un módulo de aterrizaje fijo desde el que puedan colocarse con cuidado sobre y debajo de la superficie marciana.

Varios socios europeos aportaron instrumentos o componentes de instrumentos a la misión InSight. El Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia dirigió un equipo multinacional que construyó un sismómetro ultrasensible para detectar movimientos sísmicos en Marte. El Centro Aeroespacial Alemán (DLR) desarrolló una sonda térmica que puede enterrarse hasta 5 metros bajo tierra y medir el calor que fluye desde el interior del planeta.

"InSight es una misión espacial verdaderamente internacional", dijo Tom Hoffman de la NASA en el comunicado. "Nuestros socios han entregado instrumentos increíblemente capaces que permitirán reunir ciencia única después de aterrizar".

La NASA informó que el cohete que lanzará InSight también será aprovechado para probar dos mini naves espaciales llamadas Mars Cube One, o MarCO. Estos CubeSats del tamaño de un maletín pueden retransmitir datos de InSight a medida que ingresan a la atmósfera y las tierras marcianas. 

Otros planes para Marte

Esta misma semana la Agencia Espacial Europea y la NASA firmaron una declaración conjunta para trabajar en futuras misiones a Marte. Uno de los grandes objetivos es traer muestras a la Tierra para su análisis.  "Traer muestras marcianas a la Tierra no es tarea fácil: serán necesarias al menos tres misiones desde la Tierra y el lanzamiento de un cohete desde Marte, algo nunca visto", explicaron en una comunicación los voceros de las agencias.

El plan por ahora incluye una primera misión de la NASA, Mars Rover 2020, que recogerá muestras superficiales en recipientes del tamaño de un bolígrafo mientras explora el Planeta Rojo. Hasta 31 recipientes se llenarán y quedarán listos para su retirada.

El siguiente paso le corresponderá al robot ExoMars de la ESA, que llegará a Marte en 2021, y perforará hasta dos metros por debajo de la superficie en busca de rastros de vida. Una segunda misión con un pequeño robot de recogida aterrizaría cerca y retiraría las muestras en una operación de búsqueda y captura marciana. "Este rover traería las muestras de vuelta a su módulo de aterrizaje y las colocaría en un Vehículo de Ascenso a Marte, un pequeño cohete que lanzaría el contenedor, del tamaño de un balón de fútbol, a la órbita marciana", informaron en un comunicado.

Por último, un lanzador desde la Tierra enviaría una nave a la órbita marciana, donde capturaría los recipientes con las muestras. Una vez recuperadas las muestras y cargadas en un vehículo de entrada a la Tierra, la nave regresaría y soltaría el vehículo, que aterrizaría en Estados Unidos. 

El director de Exploración Humana y Robótica de la ESA, David Parker,  aseguró que "la oportunidad de traer a la Tierra muestras puras y cuidadosamente escogidas del Planeta Rojo para su análisis en las instalaciones más avanzadas resulta muy atractiva para cualquier científico planetario. Reconstruir la historia de Marte y responder a cuestiones sobre su pasado son solo dos áreas de descubrimiento en las que se avanzará espectacularmente con una misión así”.

“Los retos de ir a Marte y volver hacen necesario desarrollar una colaboración internacional y comercial, que reúna a los mejores de cada campo. En la ESA, con nuestros 22 Estados miembros y nuestros socios, la cooperación internacional es parte de nuestro ADN”, añadió.

 

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

InSightNASAMisiónMarte