8 Oct 2019 - 11:30 p. m.

Así es la primera carne artificial producida en el espacio

La tecnología de impresión en 3D también ha revolucionado la industria de alimentos. Gracias a esta, un conjunto de empresas logró producir carne artificial en una estación espacial a 400 kilómetros de la tierra. Aunque las células son cosechadas en el planeta, son ensambladas por la máquina en el espacio, convirtiéndolas en un tejido muscular a pequeña escala.

- Redacción Ciencia

Imagen de la Estación Espacial Internacional. / Wikipedia
Imagen de la Estación Espacial Internacional. / Wikipedia

Una compañía israelí, llamada Aleph Farms, que produce carne de vacuno cultivada de manera artificial, anunció esta semana que logró hacer “crecer” carne a 400 kilómetros de la superficie de la tierra, en la Estación Espacial Internacional. (Puede leer: “Comer carne de laboratorio será normal en el futuro”: Mark Post)

La empresa de tecnología de alimentos se ha encargado de cultivar cortes de carne a partir de células que reproduce y que, gracias a una impresora 3D hace “crecer”. En términos más sencillos, Aleph Farms busca imitar el proceso natural de regeneración del tejido muscular que ocurre en el cuerpo de las vacas, de manera artificial y bajo condiciones controladas. “Una carne libre de sufrimiento consiste en tomar una muestra de las células animales de una vaca real y replicarlas fuera del animal: sin los antibióticos, la huella ambiental y la contaminación que conlleva la producción tradicional de carne”, asegura la empresa.

Su último logro consistió en hacerlo en el espacio, a cientos de kilómetros de distancia de la tierra y, por ende, lejos de cualquier recurso natural. Las células bovinas fueron cosechadas en la Tierra y llevadas al espacio, donde pasaron a ser un tejido muscular a pequeña escala utilizando una impresora 3D. (Ver más: ¿Carne de laboratorio o sacrificio de animales?)

“En el espacio no tenemos 10 mil 0 15 mil litros de agua disponibles para un kilogramo de carne de res. […] El experimento conjunto marca un primer y significativo paso hacia el logro de nuestra visión de garantizar la seguridad alimentaria para las generaciones venideras preservando nuestros recursos naturales", aseguró Didier Toubia, cofundador y CEO de Aleph Farms.

Un comunicado de prensa de la industria informó que este avance se logró gracias a la colaboración de la empresa rusa 3D Bioprintig Solutions, que desarrolla tecnologías de bioimpresión en 3D, la norteamericana Meal Source Technologies, y Finless Foods, también estadounidense. (Le recomendamos: El 60% de la carne que comeremos en el 2040 no vendrá de animales muertos, según informe)

Según indican, este progreso hace parte del cumplimiento de la promesa que ha motivado este desarrollo tecnológico: posibilitar el acceso incondicional a carne segura y nutritiva, en cualquier momento y en cualquier lugar, con un mínimo de recursos.

El pasado 26 de septiembre en el segmento ruso de la Estación Espacial Internacional se logró un ensamblaje exitoso de tejido muscular a pequeña escala bajo condiciones de microgravedad (uno de los entornos más extremos). A futuro, se espera que esta técnica pueda ser utilizada para proveer carne a las personas que vivan en la estación espacial.  

Síguenos en Google Noticias