2 Feb 2019 - 9:16 p. m.

Astrofísico de la NASA cree que puede haber vida fuera de la Tierra

Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, reveló que las investigaciones han encontrado el elemento indispensable para la vida tal y como la conocemos, “hasta en los cráteres de Mercurio”.

Víctor Roman - Agencia N+1

Ilustración de una exoluna potencialmente habitable orbitando un planeta gigante en un lejano sistema solar.   / NASA GSFC: Jay Friedlander and Britt Griswold
Ilustración de una exoluna potencialmente habitable orbitando un planeta gigante en un lejano sistema solar. / NASA GSFC: Jay Friedlander and Britt Griswold

Todos en algún momento nos hemos hecho la pregunta de si estamos solos en el universo. Esta es una duda que nos persigue desde hace siglos. Sin embargo, no todos estamos en la capacidad de tener una idea de la respuesta correcta, necesitamos conocer cómo funciona la física, la vida y el espacio.

Una persona que tiene un conocimiento aceptable de esos campos es el astrofísico estadounidense Thomas Zurbuchen, quien actualmente se desempeña como administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA. Y Zurbuchen, cree que es probable que exista vida más allá de la Tierra.

En una entrevista para la Universidad de Boston, el astrofísico dijo creer que no estamos solos, pero que “no lo sabemos”. La razón, añade Zurbuchen es porque “subestimamos la naturaleza cuando dudábamos si el agua o las moléculas complejas existirían más allá de la Tierra. Cada uno de ellos es mucho más fácil de lograr de lo que creíamos posible”.

El científico menciona que, por ejemplo, hemos encontrado el elemento indispensable para la vida tal y como la conocemos, “hasta en los cráteres de Mercurio”. Por eso “es mucho más probable que la vida esté afuera de lo que pensábamos antes”.

La exploración espacial y nuestro propio hogar

Zurbuchen también tocó otros temas como el turismo espacial. Dijo que eran emocionante y que se debía abrir para todo el mundo. Así mismo, aseguró que, si ir al espacio fuera tan sencillo como volar hacia París, iría inmediatamente. “Ahora mismo, no quiero pasar las semanas y meses de entrenamiento que son necesarios para el vuelo espacial”, agregó.

El administrador de NASA también habló sobre los planes para enviar humanos a Marte. “Diría a mediados de la década de 2030, pero las cosas deben suceder ahora para que podamos llegar”, dijo. “Necesitamos sacar a los humanos de la órbita baja de la Tierra para comprender los elementos clave de si podemos sobrevivir en el espacio profundo".

De especial preocupación son la radiación, la seguridad de las tripulaciones y las limitaciones en las telecomunicaciones. Por eso, asegura, es necesario que los astronautas sean autosuficientes y que puedan manejarse de manera independiente sobre el planeta rojo. Además, las primeras tripulaciones serán grupos pequeños de 4 a 8 personas, cree.

Finalmente, el astrofísico asegura que tanto nuestra supuesta soledad galáctica, como nuestras futuras visitas a Marte son de poca importancia si no cuidamos nuestro propio hogar. “Debemos mantener la Tierra habitable”, afirma. “No es seguro hacer lo contrario… Pienso en terraformar a otros planetas un pequeño porcentaje del tiempo, pero mucho más tiempo me concentro en formas de mantener la Tierra habitable y maravillosa, no al revés”.

Zurbuchen tiene razón, en paralelo a nuestra exploración espacial, los humanos debemos aprender a cuidar nuestro propio planeta. Aunque a menudo no lo consideremos, nuestras acciones tienen impactos sobre el medio ambiente mucho más grandes de los que pensábamos… y ahí está el Polar Vortex para recordárnoslo.

*Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Síguenos en Google Noticias