Publicidad

Científicos crean un pedazo de torta en impresión 3D. ¿A qué sabe?

Después de varios intentos, un grupo de investigadores creó un cheesecake de siete ingredientes con una impresora 3D. La receta tiene pasta de galleta graham, mantequilla de maní, mermelada de fresa, Nutella, puré de plátano, salsa de cereza y glaseado.

29 de marzo de 2023 - 01:50 a. m.
El cheesecake de siete ingredientes se hizo con impresión 3D.
El cheesecake de siete ingredientes se hizo con impresión 3D.
Foto: JONATHAN BLUTINGER/COLUMBIA ENGINEERING

Aunque hace unas décadas hablar de objetos hechos con impresión 3D podría parecer un sueño o algo ficticio, hoy en día, se ven toda clase de innovaciones en distintos campos que se pueden obtener a partir de impresoras. De hecho, las personas ya pueden comprar mesas o sillas hechas a partir de la impresión 3D.

Hace unos días, un grupo de investigadores publicó en la revista npj Science of Food los métodos y resultados de una novedad mundial: el primer pedazo de una torta- un cheesecake- comestible, producido a partir de la impresión 3D.

Aunque la tecnología para imprimir comida ha existido desde 2005, explican los investigadores en un comunicado, esta había estado limitada a un pequeño número de ingredientes sin cocinar, lo que, probablemente, no resultaba en platos apetitosos. (También puede leer: Crearon una tabla periódica ‘musical’. ¿Cómo suena?)

En el nuevo estudio, los científicos describen cómo utilizaron impresión 3D, con ingredientes cocinados por medio de un láser. El sistema de impresión que diseñaron los investigadores construye cheesecakes, un tipo de torta, a partir de tintas comestibles, como mantequilla de maní, nutella y mermelada de fresa.

Concretamente, la receta exitosa tiene pasta de galleta graham, mantequilla de maní, mermelada de fresa, Nutella, puré de plátano, salsa de cereza y glaseado. ¿Cómo se construyó el cheesecake? Cada uno de los ingredientes estaba en una jeringa, y se formaron las capas del postre con finas líneas.

Antes de llegar a esa combinación de ingredientes, los investigadores hicieron varias pruebas, pues, además de saber bien, la torta también tenía que mantener su forma. Tras hacer varios de estos intentos, se dieron cuenta de que las galletas graham fueron las mejores para formar una base para cada capa, mientras que la mantequilla de maní y la nutella funcionaron mejor como capas de apoyo para formar una especie de huecos que sostuvieran los ingredientes más blandos, como el plátano y la mermelada.

Para ‘hornear’ los cheesecakes, los científicos utilizaron láseres para calentar los ingredientes con una precisión altísima. Los autores del artículo científico asimilaron la técnica a como se tuesta una crème brûlée, con una llama viva, pero controlada a una escala milimétrica. (Le puede interesar: No, las drogas y el alcohol probablemente no incrementan la creatividad)

¿A qué sabía esta mezcla en particular? Jonathan Blutinger, ingeniero mecánico y primer autor de la investigación, le dijo a The Guardian la torta “definitivamente, sabía a algo que no había probado antes. Me gustó bastante, pero no es una mezcla convencional. No somos chefs Michelin”.

Blutinger cree que en la impresión 3D estaría un posible camino para enfrentar la inseguridad alimentaria o controlar más fácilmente el contenido nutritivo de las comidas. “Y, con el mayor énfasis en la seguridad alimentaria tras la pandemia de COVID-19, los alimentos preparados con menos manipulación humana podrían reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos y la transmisión de enfermedades. Parece un concepto beneficioso para todos”, agregó.

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar