Publicidad
17 Sep 2020 - 2:21 p. m.

Científicos encuentran esperma de hace 100 millones de años conservado en ámbar

En un artículo publicado en Proceedings of the Royal Society, paleontólogos chinos anunciaron que hallaron el esperma de animal más antiguo que se ha encontrado. Estaba en una pieza de ámbar.

Con información de Europa Press

La imagen combinada muestra la comparación de los órganos reproductores sexuales de fósiles de ostrácodos antiguos (1ª y 3ª fila) y muestras de sus formas modernas (2ª y 4ª fila).
La imagen combinada muestra la comparación de los órganos reproductores sexuales de fósiles de ostrácodos antiguos (1ª y 3ª fila) y muestras de sus formas modernas (2ª y 4ª fila).
Foto: Europa Press - NANJING INSTITUTE OF GEOLOGY AND PALAEONTOLOGY

Paleontólogos chinos han descubierto el esperma animal más antiguo conocido en el mundo en una pieza de ámbar que data de hace 100 millones de años. (Lea Ciencia y tecnología: otra hoja de ruta sin presupuesto (por ahora))

El hallazgo del Instituto de Geología y Paleontología de Nanjing, afiliado a la Academia de Ciencias de China, se ha publicado en un artículo en Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences. Antes de este último descubrimiento, el esperma animal confirmado más antiguo databa de hace unos 50 millones de años.

El esperma proviene de una especie de crustáceo llamado ostracodo. Es de tamaño minúsculo, generalmente de aproximadamente 1 milímetro de largo, pero está ampliamente distribuido en océanos, lagos, pantanos, ríos y estanques.

Los investigadores, que incluyeron expertos alemanes y británicos, descubrieron el esperma de ostracodo en ámbar del Período Cretácico encontrado en Myanmar. Pesa 0,676 gramos y contiene 39 especímenes de ostrácodos.

“Los ostrácodos crustáceos tienen el registro fósil más rico de cualquier grupo de artrópodos y muestran estrategias reproductivas complejas que contribuyen a su éxito evolutivo (...) Sin embargo, el origen y la evolución de su mecanismo reproductivo han permanecido en gran parte inexplorados porque la preservación fósil de tales características es extremadamente rara”, señalaron los autores en el artículo.

Los investigadores encontraron que el antiguo esperma del ostracodo, más de un tercio de la longitud del cuerpo del animal, se parece mucho a sus formas modernas. El antiguo ostracodo podía producir espermatozoides gigantes y participaba en la reproducción sexual al igual que sus descendientes actuales.

“Los espermatozoides enormes pueden mejorar efectivamente la tasa de éxito del apareamiento, lo que puede ser una razón importante para las grandes poblaciones de ostracodos”, dijo Wang He, miembro del equipo de investigación e investigador del instituto en Nanjing, citado por Xinhua.

“Estos resultados también duplican la edad del esperma de animal fósil más antiguo. Este descubrimiento muestra la capacidad del ámbar para documentar las partes blandas de los invertebrados que rara vez se registran en otros entornos de depósito”, escribieron en el artículo de Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences.

Síguenos en Google Noticias