Publicidad
3 Jul 2020 - 4:07 p. m.

Científicos explican por qué cada año de perro no es equivalente a siete años humanos

Los investigadores de la escuela de medicina de la Universidad de California en San Diego se enfocaron en los cambios epigenéticos en el ADN de 100 perros labrador. Encontraron que un perro de un año tendría una “edad humana” de aproximadamente 30 años y que a los cuatro años tendría 54 años en “años humanos”.
Los resultados se basan en datos genéticos de 100 perros labrador cachorros y de edad avanzada.
Los resultados se basan en datos genéticos de 100 perros labrador cachorros y de edad avanzada.
Foto: Pixabay

Una de las principales hipótesis en cuanto a la edad de los perros ha sido que envejecen siete veces más rápido que los humanos. Generalmente se ha dicho que un año en un perro es equivalente a siete de humanos, sin embargo, un reciente estudio publicado en la revista Cell Systems comprobó que esa premisa no es correcta. (Lea: Perros y gatos, fuera de la lista de animales comestibles en China)

Investigadores de la escuela de medicina de la Universidad de California en San Diego sostienen que un cachorro de un año en realidad tiene aproximadamente 30 años humanos y que a los cuatro años tendría 54 años humanos. Una conclusión a la que llegaron luego de analizar los cambios epigenéticos en el ADN, que pueden activar o desactivar los genes del ADN.

Para el estudio, los expertos recolectaron datos genéticos de aproximadamente 100 perros labrador cachorros y de edad avanzada. Después, utilizaron un mecanismo epigenético llamado metilación y, encontraron que a medida que los humanos y los perros domésticos envejecen, los grupos metilo se añaden a las moléculas de ADN. Compararon la forma en que se acumularon en áreas similares en el genoma del perro.

En los perros observaron que, en su primer año, hay una acumulación más rápida de grupos de metilo en su genoma que en los humanos. Los datos revelaron que cada año de perro no es equivalente a siete años humanos, lo que sugiere que los perros envejecen a un ritmo mayor. (Puede leer: Perros y gatos no necesitan tapabocas para evitar coronavirus)

Pero, añadieron, que mientras más avanza el tiempo la tasa de envejecimiento en los perros disminuye comparada con los humanos. Para determinar la edad de un perro el equipo explicó una fórmula: edad humana = 16 (años perro) + 31.

Los expertos señalan además que los humanos y los perros acumulan grupos metilo en algunos de los mismos genes a medida que envejecen. Estos cambios están asociados principalmente con funciones vinculadas al desarrollo, el ensamblaje de sinapsis y las uniones entre neuronas.

El estudio está basado solo en los labradores por lo que los científicos aseguran que es necesario replicar la fórmula en otras razas. Sin embargo, plantearon categorías en las diferentes etapas de vida de las mascotas. Un perro es juvenil entre los dos y seis meses, mientras que para un humano es entre 1 y 12 años. Son adolescentes estos animales desde los seis meses hasta los dos años, y las personas lo son desde los 12 hasta los 25. Y los perros son adultos entre los dos y siete años, mientras que la gente lo es de los 25 a los 50 años. (Le puede interesar: China prohíbe criar perros para su consumo humano)

“Por ejemplo, el epigenoma se tradujo de siete semanas en perros a nueve meses en humanos, correspondiente a la etapa infantil cuando los dientes caducifolios erupcionan tanto en cachorros como en bebés. En las personas mayores, la esperanza de vida esperada de los perros labrador, 12 años, se tradujo correctamente a la esperanza de vida mundial de los humanos, 70 años”, señalaron los expertos.

Para Lucy Asher, experta en pubertad canina de la Universidad de Newcastle, entender este envejecimiento biológico es importante para la salud médica y veterinaria. “Si pensamos en el envejecimiento en términos de la antigüedad de nuestras células, este nuevo documento es realmente útil para unir años humanos y perros”, añade a The Guardian.

Síguenos en Google Noticias