Científicos hacen crecer cuernos pequeños en los ratones

Las astas o cuernos son uno de los tejidos que se regeneran con mayor rapidez, pues crecen cerca de una pulgada por día y, según dicen los investigadores, podrían ofrecer una visión perfecta de cómo los mamíferos pueden regenerar células de manera regular.

15 de marzo de 2023 - 05:32 p. m.
Imagen referencia: En menos de 45 días crecieron las astas pequeñas.
Imagen referencia: En menos de 45 días crecieron las astas pequeñas.
Foto: Pixabay - Pixabay

Un grupo de científicos logró que le crecieran unos pequeños cuernos a los ratones. Lo consiguieron mediante la inserción de genes de ciervo en el genoma del ratón. Así lo explicaron en un artículo publicado en la revista Science. (Lea: Los ajolotes podrían dar pistas sobre la regeneración del cerebro, ¿por qué?)

De acuerdo con los investigadores, el objetivo era poder ver si era posible que aquellos mamíferos que habían perdido su capacidad de regenerar órganos todavía contaban con algunos genes regenerativos. Las astas o cuernos son uno de los tejidos que se regeneran con mayor rapidez.

Estos tejidos crecen cerca de una pulgada por día y, según dicen los investigadores en los resultados del estudio, “ofrecen una visión perfecta de cómo los mamíferos pueden regenerar células de manera regular y muestran cómo podría funcionar la medicina regenerativa para los huesos”.

Toa Qin, investigador chino, estaba en busca de algunos medicamentos regenerativos y junto a su grupo de investigación se topó con la ciencia de las astas del ciervo Sika, las cuales vuelven a crecer todos los años. Para comprender mejor cómo funcionaba, elaboraron un “atlas” regenerativo y para ello, aislaron múltiples células individuales y genes claves en el desarrollo de estos tejidos.

En el análisis, Qin y su grupo de investigación encontraron que diez días antes de que se mudaran las astas en esta especie de ciervos, había un tipo de célula madre que era muy activa en la regeneración, y permanecía en este tejido poco tiempo después del cambio. (Puede leer: Científicos logran que las patas amputadas de ranas vuelvan a crecer)

Pero, cinco días después de la regeneración, apareció un nuevo subtipo de células madre, las cuales resultaron ser las que tenían el mayor potencial de crecimiento. Luego, las cultivaron y, finalmente, fueron implantadas en la cabeza de los ratones.

Tras 45 días, este grupo de ratones había desarrollado minicuernos, gracias a estas células madre. “Las astas se habían alargado rápidamente, mostrando los mecanismos genéticos que dan como resultado su desarrollo y brindando información sobre cómo podrían utilizarse en la medicina ósea humana”, anotan en el documento.

Aunque el resultado puede brindar algunas pistas de cómo los mamíferos pueden regenerar tejido exactamente, algunos científicos han mostrado su preocupación por el tema ético sobre la implantación de células entre especies, así como la importancia de ensayos de seguridad. (Le puede interesar: Las arañas marinas pueden regenerar partes de su cuerpo, entre ellas, el ano)

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar