24 Dec 2018 - 2:43 a. m.

Colciencias se transformará en un ministerio

El director de esa entidad explica qué sucederá ahora que el Congreso aprobó la creación de un ministerio de ciencia y tecnología. Dice que funcionará con los mismos recursos, pero con mayor capacidad de gestión.

- Redacción Ciencia

Antes de ser director de Colciencias, Diego Hernánez fue vicerrector de la sede de Bogotá la U. Nacional.  / Gustavo Torrijos
Antes de ser director de Colciencias, Diego Hernánez fue vicerrector de la sede de Bogotá la U. Nacional. / Gustavo Torrijos

La semana pasada fue aprobado el proyecto de ley que permitirá la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. Aunque falta que el presidente Iván Duque firme el documento final, es un hecho que el país tendrá esa nueva entidad.

La gran pregunta ahora es qué sucederá con Colciencias. En diálogo con El Espectador, su director, Diego Hernández, despeja esa duda: Colciencias, dice, se transformará en ese ministerio. Funcionará con los mismos recursos, pero promete una mayor eficiencia y capacidad de gestión.

¿Cómo recibió la noticia de la creación de un ministerio de ciencia y tecnología?

Es una noticia buena para el país, para la academia y todo su sistema de investigación, ciencia e innovación. La institucionalidad es muy importante para cualquier sector. Permite que se abran nuevas oportunidades.

¿Qué va a pasar con Colciencias ahora que se creará el ministerio?

Lo que vamos a hacer es una transformación. El proyecto ha tenido el aval del Gobierno y lo que queremos es darle importancia a la ciencia, la tecnología y la innovación como elementos fundamentales para la equidad. Esta transformación es para buscar que esa institucionalidad contribuya a la equidad a través del conocimiento.

¿Cuándo empezará a tener cara esa transformación?

La ley establece que el plazo no podrá ser mayor de un año a partir de la firma del presidente. Como Gobierno, vamos a empezar a trabajar en los primeros días del próximo año en este proceso. En la misma ley se le da la facultad al Gobierno para hacer los ajustes que sean necesarios. Con todos los actores que tengan alguna relación, empezaremos a hacer propuestas para llevar a cabo esa transformación. La idea es que en ese paso no excedamos los gastos del personal que hoy tiene Colciencias.

Es decir, la idea es que el ministerio funcione con la misma plata de hoy de Colciencias…

Sí. En términos de inversión y de gastos de funcionamiento vamos a arrancar con ese presupuesto. Pero hay que clarificar las cifras que manejamos: del presupuesto general de la nación, la mayor parte se destina a inversión. Con ese monto se hacen las convocatorias y promoción. Para 2019, la ley de presupuesto indica que serán $356.000 millones, que representan 13,56 % más respecto al 2018. En funcionamiento usamos unos $25.000 millones. El resto es para inversión. Tenemos que mirar cómo se ajusta esa planta de personal a los nuevos retos que tendrá el ministerio. Pero la línea base es la misma. Los otros recursos importantes, que serán claves para el ministerio, son los de regalías. El plan bienal de regalías para 2019-2020 tiene un presupuesto superior a los dos billones, de los cuales $500.000 millones están destinados al fortalecimiento de las capacidades de investigación en el sector público, especialmente las universidades, que son $250.000 millones. Otros $250.000 millones serán para las becas de doctorado. Van a ser mil becas en todo el país que vamos lanzar en el primer trimestre del próximo año. Eso, más los $350.000 millones, quiere decir que estamos hablando de cerca de $850.000 millones. Existe también otra fuente, producto del trabajo del Mineducación y Colciencias en la negociación con los estudiantes y profesores: va a haber recursos adicionales para Colciencias a partir del 2019 y de una manera más regular en el resto del cuatrienio.

¿Sabe cuándo va a firmar el presidente Duque esta ley?

No. Se aprobó esta semana y tiene un trámite de rigor que es la revisión jurídica por parte de la Presidencia. Si cumple con todos los requisitos, puede tardar 15 o 20 días.

Algunos temen que se abra un camino en el que haya más burocracia. ¿Usted qué opina?

La ley establece que no puede ser mayor a la que actualmente tiene Colciencias. Y eso está bien. Estamos en una etapa de austeridad. Lo importante es el liderazgo que adquiera el ministerio, la capacidad de gestionar recursos nacionales e internacionales y de darle una visión al país de hacia dónde puede ir la construcción de conocimiento para la Colombia del futuro. En el Plan Nacional de Desarrollo están contempladas la rutas para los próximos cuatro años. Es una ruta visionaria que estamos dispuestos a liderar desde el ministerio. Son líneas de acción en las que será clave la interacción con las regiones. Tenemos que duplicar la inversión y para eso vamos a trabajar con el sector privado, las universidades y con cooperación internacional.

Si la idea es trabajar con la misma fuerza de trabajo de Colciencias y los objetivos son parecidos, ¿cuál es la gran transformación que implica el cambio a un ministerio?

En el período pasado fue lamentable que no se usaran $1,4 billones del fondo de ciencia, tecnología e innovación. Entonces, el problema no es de recursos sino de capacidad de ejecución. En este bienio tenemos $2 billones y el desafío es que esos recursos se inviertan. Con el ministerio, teniendo una mayor injerencia, tenemos que lograr que es plata se invierta bien y que podamos ejecutarla de manera eficiente y transparente.

En el poco tiempo que lleva en Colciencias, ¿qué fortalezas y debilidades ha encontrado?

La mayor fortaleza es la capacidad humana y técnica para desarrollar proyectos. Además se ha generado toda una escuela en hacer convocatorias. Sabemos hacerlas y tenemos una experticia muy buena en evaluarlas. Esa escuela es una ganancia para el país. Es un intangible muy importante. La debilidad la acabo de señalar: si el país no fue capaz de invertir recursos en ciencia y tecnología por $1,4 billones y le pareció más atractivo usarlos en vías terciarias, eso demuestra una falta de ejecución y capacidad. No podemos repetir ese error.

¿Cree que, dentro de un año, estaremos conversando con usted como ministro?

Con el que sea. Lo importante es que se pueda cumplir el propósito que tiene la ley, que es impulsar más ciencia, tecnología e innovación para tener un conocimiento que se traduzca en equidad para todos.

Síguenos en Google Noticias