6 Jul 2018 - 10:07 p. m.

¿Comer solo es malo para la salud?

Varios estudios han indicado que comer sin compañía está relacionado con depresión, obesidad y problemas de presión arterial. Sin embargo, algunos científicos creen que los riesgos de este hábito dependen de si es algo que se elige o no.

Redacción ciencia

La pregunta indicada es ¿por qué comemos solos? / Pixabay
La pregunta indicada es ¿por qué comemos solos? / Pixabay

Son varias las personas que prefieren comerse un Chocoramo a toda carrera antes que ir a almorzar si no tienen compañía. La mayoría, claro, toman esta decisión porque se les hace incómodo y un poco triste comer solos, pero unos cuantos también lo hacen porque creen que comer sin compañía puede afectar su salud. ¿Qué tanta razón tienen?

Algunos estudios han indicado que comer solo podría estar relacionado con la depresión, la obesidad, el bloqueo de suministro de sangre al corazón y otros síndromes metabólicos, como la diabetes y la presión arterial. Es más, una encuesta realizada a 8.000 adultos por el departamento de Economía de Oxford y el Centro Nacional de Investigación Social para Sainsbury´s (Reino Unido) sugiere que comer solo es el segundo factor más asociado con la infelicidad, después de una enfermedad mental.

Pero según explica el periódico The Guardian, no es comer solo lo que afecta nuestra salud, es cómo lo hacemos. Factores como lo que comemos, qué tanto comemos y cómo nos sentimos al comer solos es lo que ponen en riesgo nuestra salud. Los efectos, además cambian por poblaciones. No son los mismos si eres una mujer o un hombre, varían con la edad y también dependen de qué tan a menudo comemos solos. 

“Incluso cuando los estudios han encontrado un vínculo entre comer solo y los problemas de salud, cuando se controlan ciertos factores, nos damos cuenta que cenar solo podría ser un resultado más que una causa de los problemas sociales o de salud”, plantea el periódico inglés. En otras palabras, hay una corriente de científicos que cree que comemos solos porque ya tenemos ciertos problemas de salud, especialmente, sociales. (Lea también: ¿Comer rápido o dormir poco engordan?)

De hecho, la teoría de Naveed Sattar, profesor de medicina metabólica de la Universidad de Glasgow (Reino Unido), es que comer solo puede ser el resultado de preocupaciones de peso, en lugar de ser su resultado.

“Si tienes sobrepeso y obesidad puede que te sientas avergonzado por lo mucho que comes o por cómo masticas, por lo que empiezas a comer más frecuentemente sin compañía”, comentó a The Guardian.

Pero otros estudios no van en la misma vía. Una revisión sobre cuál es el impacto que tiene comer delante de otros, publicado la revista científica Appetite en el 2015, encontró que comer en compañía implica que uno come más que cuando está solo.

El debate, entonces, sigue sin cerrarse. La doctora Stephanie Cacioppo, neurobióloga de la Universidad de Chicago, dijo a The Guardian  que hay otros factores que se deben considerar. "La verdadera pregunta es cómo te sientes cuando comes. La investigación muestra que si te sientes solo cuando comes, ya sea que estés solo o en un almuerzo de negocios, tendrás una mayor ingesta de grasas y calorías por comida".

Igualmente, Sam Dick, vocero de una campaña inglesa para acabar con la soledad, dijo que comer solo puede ser un problema si no es una opción. "Elegir comer solo es muy diferente a tener que comer solo. Un momento de soledad para disfrutar de una cena en solitario no es lo mismo que no tener a alguien con quien comer regularmente, como es el caso de muchas personas mayores”, concluye.

Lo cierto, es que son varios los investigadores que se empiezan a preocupar por los nuevos habitos que empiezan a surgir en torno a la comida. Hábitos que, no sobra decirlo, cada vez están más asociados con rutinas estresantes, sin tiempo para parar y donde tomarse el tiempo para comer bien pasa a segundo plano. (Lea acá; Descubren una causa del sobrepeso que no tiene que ver con lo que comes)

 

Síguenos en Google Noticias