Publicidad

Contaminación lumínica de los satélites pone en riesgo descubrimientos astronómicos

Desde hace varios años los astrónomos llaman la atención por el aumento de satélites en la órbita de la Tierra. Según estimaciones, para 2100 podría haber 100.000 de estos objetos alrededor del planeta, lo que dificultaría, aún más, el trabajo de los científicos.

06 de enero de 2023 - 02:13 p. m.
Más de 50 satélites Starlink, de SpaceX, la empresa de Elon Musk, fueron lanzados durante una misión llevada a cabo el 28 de diciembre de 2022. La empresa, que ya tiene más de 3.000 satélites en órbita, espera lanzar 30.000 más.
Más de 50 satélites Starlink, de SpaceX, la empresa de Elon Musk, fueron lanzados durante una misión llevada a cabo el 28 de diciembre de 2022. La empresa, que ya tiene más de 3.000 satélites en órbita, espera lanzar 30.000 más.
Foto: SpaceX

Hace tres años, cientos de astrónomos prendieron las alarmas cuando 60 satélites de la empresa Starlink, propiedad de SpaceX de Elon Musk, fueron lanzados a la órbita de la Tierra. “Con ello viene la constatación de que si se lanzan varios miles de ellos cambiará el aspecto del cielo nocturno”, apuntó en su momento Cees Bassa, astrónomo del Instituto de Radioastronomía de los Países Bajos. (Puede leer: Científico italiano del Instituto SINCHI fue herido con arma blanca en Barichara)

La preocupación de Bassa reflejaba una inquietud generalizada en el gremio de la astronomía. Los satélites de Starlink eran muy brillantes y empezaban a dificultar el trabajo de los científicos. Ahora, tres años después, con más de 3.000 satélites de SpaceX orbitando el planeta, el gremio vuelve a prender las alarmas, pues su trabajo se está viendo afectado.

El panorama a futuro sería peor, pues la empresa de Elon Musk quiere lanzar al espacio otros 30.000 satélites, de los cuales ya tiene autorización para 12.000. Según le dijo Fred Watson, astrónomo jefe del gobierno de Australia, a la Sociedad Astronómica de Victoria, para 2100 el número de satélites podría ser de 100.000. (Le puede interesar: Gobierno de Estados Unidos aprueba el uso de la primera vacuna para abejas)

El problema lo resume Karlie Noon, astrónoma de la Universidad Nacional de Australia, que está adelantando una investigación sobre contaminación lumínica proveniente de satélites. “Hacemos fotos del cielo, y cuando lo hacemos podemos captar los satélites que atraviesan nuestro campo de visión. Cuando eso ocurre, esencialmente tenemos que borrar esa imagen y esperar a tener algún periodo de tiempo u otro canal para capturar esa información”, le dijo la científica a The Guardian.

Pero incluso esta inquietud llega a los niveles más altos. A inicios del año pasado, la Nasa, la agencia espacial estadounidense, le manifestó a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) su preocupación por el plan de Starlink de poner 30.000 satélites más en el espacio. En concreto, a la Nasa le preocupaba “el potencial de un aumento significativo en la frecuencia de los eventos de conjunción y los posibles impactos en las misiones científicas de vuelos tripulados de la Nasa”. (También puede leer: Lo que la protesta social puede aprender de la organización de las bacterias)

Aunque los científicos reconocen que SpaceX ha hecho ajustes para evitar la contaminación lumínica que producen sus satélites, hacen un llamado a los gobiernos para regular el lanzamiento de estos objetos. Además, destacan que la Unión Astronómica Internacional haya creado el Centro para la Protección de los Cielos Oscuros y Silenciosos, que tendrá como objetivo educar y sensibilizar a la gente, así como desarrollar soluciones y normas que le permita a los científicos seguir haciendo sus observaciones.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar