Publicidad
5 Dec 2021 - 9:41 p. m.

Contaminantes en el aire y el agua podrían influir si un bebé nacerá niña o niño

Para este estudio, los investigadores analizaron registros de más de 3 millones de nacimientos en EE.UU. desde 2003 a 2011, así como datos de más de 3 millones de nacimientos en el Registro Nacional de Pacientes de Suecia desde 1983 hasta 2013.
El estudio encontró que la contaminación por mercurio, cromo y aluminio se correlaciona con el nacimiento de más niños, mientras que la contaminación por plomo aumenta la proporción de niñas.
El estudio encontró que la contaminación por mercurio, cromo y aluminio se correlaciona con el nacimiento de más niños, mientras que la contaminación por plomo aumenta la proporción de niñas.
Foto: Pixabay

La presencia de contaminantes como hierro, plomo, mercurio, cromo o arsénico podrían influir si un bebé nace niño o niña. Así lo determinó un estudio publicado en la revista PLOS Computational Biology, en el que se analizaron datos nacimientos de los últimos ocho años en Estados Unidos y de más de 30 años en Suecia. (Lea:¿Qué pasó con los recién nacidos durante la pandemia?)

Los investigadores analizaron registros de más de tres millones de nacimientos Estados Unidos registrados desde 2003 a 2011 y cifras de más de tres millones de nacimientos en el Registro Nacional de Pacientes de Suecia desde 1983 hasta 2013.

Una vez recopilaron estos datos, los expertos, dirigido por Andrey Rzhetsky, de la Universidad de Chicago (EE. UU.), los cruzaron con información sobre el clima y diferentes contaminantes atmosféricos y acuáticos en el periodo de cada nacimiento.

Los expertos lograron determinar que contaminantes del aire - como bifenilos policlorados, hierro, plomo, mercurio, monóxido de carbono y aluminio - y del agua como - el cromo y el arsénico - estaban asociados con cambios en la proporción de sexos al nacer (SRB por sus siglas en inglés) durante diferentes etapas. Estos cambios hicieron que la proporción de sexos cambiara hasta en un 3%.

La contaminación por mercurio, cromo y aluminio, por ejemplo, se correlaciona con el nacimiento de más niños, mientras que la contaminación por plomo aumenta la proporción de niñas, informaron los expertos. Además, analizaron otros factores, como el estrés por algunos eventos en estos países. (Puede leer: Es hora de que hablemos sobre lo que les sucedió a las niñas en la pandemia)

Uno de los ejemplos que ponen los expertos es que en una población de un millón de personas ese porcentaje significaría 60.000 niñas más que niños, o viceversa. Además, los expertos examinaron dos eventos altamente estresantes Estados Unidos: El huracán Katrina, que se presentó en 2005, y los tiroteos de Virginia Tech, registrados en 2007.

De acuerdo con los científicos, encontraron “un cambio significativo en la proporción de sexos 34 semanas después de los tiroteos de Virginia Tech, con más niñas nacidas”. Pero, “para investigar esto más a fondo los estudios deberían centrarse en los más afectados por los eventos, en lugar de poblaciones enteras”, apuntaron.

“El aumento de los niveles de una variedad diversa de contaminantes del aire y del agua se asociaron con SRB más bajos, incluido el aumento de los niveles de actividad industrial y agrícola, que sirvieron como sustitutos de la contaminación del agua”, explicaron en el documento los expertos. (Le puede interesar: En Colombia aumentaron los nacimientos en niñas menores de 14 años)

Los expertos explicaron que también encontraron que otros factores asociados con la SRB eran las sequías extremas y tasas de accidentes de tránsito. “La investigación solo demuestra correlaciones entre los diversos factores y la proporción de sexos al nacer, no causa y efecto. Se necesitaría trabajo futuro para examinar los efectos de las sustancias químicas en células humanas o modelos animales en el laboratorio para mostrar vínculos causales”, puntualizaron lo expertos.

Síguenos en Google Noticias