Publicidad

Descubren nuevo “orgánulo” celular en el intestino de un tipo de mosca

Un grupo de investigadores encontró un orgánulo que actúa como depósito de fosfato en el intestino de las Drosophila melanogaster, moscas de la fruta o moscas del vinagre.

07 de mayo de 2023 - 09:01 p. m.
Imagen de tres de los nuevos orgánulos descubiertos.
Imagen de tres de los nuevos orgánulos descubiertos.
Foto: Chiwei Xu et al./Nature

Un grupo de científicos del departamento de Genética del Instituto Blavatnik de la Facultad de Medicina de Harvard encontró algo inesperado mientras examinaban a unas Drosophila melanogaster, moscas de la fruta o moscas del vinagre. En su intestino, encontraron un orgánulo, que no se había reportado previamente.

Los orgánulos, es importante recordar, son estructuras dentro de las células que desempeñan una o más funciones específicas, como el núcleo o la mitocondria, encargada de producir la energía de la célula.

En el caso de la mosca de la fruta, los investigadores descubrieron un orgánulo que actúa como un depósito de fosfato, lo que ayuda a regular sus niveles dentro de las células y desencadena procesos que mantienen los tejidos cuando este escasea. Los resultados de este hallazgo fueron publicados en la revista Nature. (También puede leer: Por medio de ADN, identificaron a la dueña de un colgante de hace 20.000 años)

Aunque los científicos saben de la importancia del fosfato para el crecimiento celular en plantas, bacterias y levadura, no mucho se sabe sobre el rol que desempeña en los tejidos de animales. Pero el genetista Charles Xu, autor principal del nuevo estudio, quería investigar más sobre el rol que juega ese nutriente en regular la regeneración de tejido en el intestino de las moscas de la fruta.

Esto podría ser un “modelo útil” para estudiar cómo las enfermedades afectan las células en el intestino humano, indicó el portal especializado Nature. El equipo de investigadores, entonces, realizó un experimento para demostrar los efectos de la inanición de fosfato inorgánico en los animales, al alimentarlas de ácido fosfonofórmico (PFA), que inhibe la absorción de fósforo en las células.

Los investigadores trataban de determinar que esto induce la hiperproliferación y diferenciación de enterocitos (células encargadas de la absorción de nutrientes) en el epitelio digestivo del intestino medio de las moscas. Su teoría era que, como el fosfato inorgánico es esencial para la vida celular, podría ser un mecanismo de supervivencia para producir más enterocitos, capaces de absorber fosfato.(Le puede interesar: Una mirada de cerca a los cerebros de los bebés)

Se dieron cuenta de la falta de fosfato había conducido, efectivamente, a un aumento en el número de células. Este incremento también se presentó cuando los científicos les dieron a las moscas comida con 10 % menos de fosfato que el usual.

Por medio de su investigación, se dieron cuenta que la ausencia de fosfato se relacionaba también con la expresión de una proteína específica, llamada PXo. El equipo marcaron la proteína con una etiqueta fluorescente y notaron que estaba asociada a una serie de estructuras ovaladas en las células que no parecían ser ninguno de los orgánulos conocidos.

Al analizarlas más de cerca, observaron que tenían varias capas de membrana y que la proteína PXo transportaba fosfato a través de ellas. Una vez que el nutriente entraba a esa estructura, el fosfato se convertía en fosfolípidos, los principales componentes de las membranas celulares.

Encontraron que, cuando se privaba a las células de mosca de fosfato, los orgánulos se rompían y liberaban los fosfolípidos almacenados en cada célula, lo que indica que funcionan como depósitos, afirmó a Nature el investigador Xu.

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar