Publicidad

¿El lobo quiere jugar o atacar? La expresión de su cara lo revela

Los sistemas de comunicación facial de los lobos ayudan a que no haya malentendidos cuando están jugando, o cuando de verdad quieren hace daño. Una investigación lo detalla.

05 de julio de 2024 - 11:41 p. m.
Los lobos viven en manada y necesitan tener una correcta comunicación entre ellos.
Los lobos viven en manada y necesitan tener una correcta comunicación entre ellos.
Foto: Freepik

Aunque no lo notemos a simple vista, los animales han desarrollado una amplia variedad de señales que marcan sus interacciones sociales y sistemas de comunicación. Para entender lo complejo que es eso, pregúntese como es posible que dos lobos entiendan perfectamente cuando están peleando de a juego, y cuando se trata de algo que va en serio.

Un grupo de científicos acaba de publicar un estudio en Nature que da pistas sobre esa comunicación. Los investigadores recopilaron datos de videos (135 horas en total) de 38 lobos de tres grupos cautivos, y analizaron todas las expresiones faciales que hacían en las peleas agresivas y cuando jugaban entre ellos. Los análisis revelaron la presencia de tres caras amenazantes diferentes (una ligera, una media y una alta), realizadas principalmente durante encuentros agresivos, que diferían en el grado de apertura de la boca y estiramiento de los labios.

Por otro lado, también identificaron dos expresiones faciales relajadas con la boca abierta, exclusivamente durante el juego y que posiblemente señalicen diferentes niveles de excitación lúdica. Curiosamente, dice el estudio. las expresiones faciales no difirieron entre los grupos, lo que sugiere la existencia de un sistema de comunicación facial integrado, al menos en estos dos dominios. Es decir, sin importar el grupo de lobos, los científicos detectaron el mismo sistema de comunicación facial.

“Estas [expresiones faciales]… dicen ‘oye, ahora estamos jugando y es solo por diversión’ o ‘vamos, ahora sí que es de verdad’”, le dijo al portal de noticias de Science Christina Hansen Wheat, etóloga de la Universidad de Estocolmo, que no participó en el estudio. “Es una herramienta de comunicación muy perfeccionada”.

Las caras de “esto se puso serio”

“Nuestros hallazgos sugieren que, con solo observar las expresiones faciales de los lobos, es posible distinguir entre contextos lúdicos y agresivos. En particular, las caras relajadas con la boca abierta se realizaron exclusivamente durante el juego; mientras que las caras amenazantes se realizaron principalmente en el contexto agresivo, aunque también se observaron ocasionalmente durante el juego de lucha” escriben los autores.

Estas expresiones faciales están programadas y sirven para desambiguar interacciones sociales, es decir, para dejarle claro al otro el tono y objetivo de la interacción. “Producir la señal correcta en la situación apropiada es crucial para limitar el riesgo de malentendidos”, escriben los científicos. En el contexto agresivo, los lobos retraen sus labios verticalmente en una medida significativa, lo que hace que la mancha rosada clara en la encía superior sea claramente visible. La tensión de los labios que revela los dientes es una característica común ya observada en varias exhibiciones agresivas, que abarcan diferentes animales como los chimpancés e incluso roedores. Los ojos también cambian.

Observando la región de los ojos, los lobos reducen progresivamente la apertura de sus párpados durante las expresiones faciales agresivas, algo que potencialmente puede servir como una señal de dominio o una amenaza inminente. Cuando todas estas señales se combinan, es posible que el lobo esté brindando una última oportunidad. “Desde este punto de vista, esta señal, si es decodificada correctamente por el receptor, debería reducir la probabilidad de escalada”, escriben los autores, pero que el mensaje se entienda efectivamente así es una cosa que tendrá que ser analizada por otras investigaciones futuras.

“El siguiente paso será determinar la eficacia de dichas expresiones faciales en la modulación de las interacciones sociales centrándose en las posibles respuestas del receptor”.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar