6 Apr 2018 - 7:14 p. m.

El polvo de la casa contamina la comida con partículas de plástico

Según un estudio de Environmental Pollution, todos los días comemos alrededor de 100 fibras de plástico, procedentes de muebles y telas y mezcladas con el polvo doméstico que cae sobre los platos.

María Cervantes / AgenciaN + 1

Todos los días, junto con la comida comemos alrededor de 100 fibras de plástico.  / Pixabay
Todos los días, junto con la comida comemos alrededor de 100 fibras de plástico. / Pixabay

Todos los días, junto con la comida tragamos alrededor de 100 fibras de plástico, según Environmental Pollution. Pequeños fragmentos pueden caer en la comida con polvo doméstico, que contiene fragmentos de tapicería o ropa sintética.

Un grupo de investigadores dirigido por Ana I. Catarino de la Universidad de Heriot-Watt, Reino Unido, afirma que los objetos domésticos también pueden ser fuente de contaminación. Los autores del estudio colocaron placas de Petri con trampas pegajosas cerca de los platos con alimentos en tres casas diferentes.

Al final del almuerzo de 20 minutos, los investigadores encontraron 14 partículas de plástico, cada una de 0.2 a 2 milímetros de longitud y 0.01 a 0.05 milímetros de ancho, en cada recipiente. Según sus cálculos, esto es equivalente a 114 fragmentos en un plato nornal (ya que su tamaño es más grande). En promedio, de acuerdo con la conclusión de los investigadores, un hombre se traga junto con alimentos alrededor de 68 fibras de partículas de plástico por año. Si tenemos en cuenta el tiempo dedicado a la cocina (20 minutos), entonces el número aumenta a 207.000.

Además, los investigadores compararon cuántas fibras plásticas están contenidas en los mejillones (Modiolus modiolus), capturados en ocho puntos diferentes de Escocia, y en una porción estándar de comida. Descubrieron que cada mejillón contenía aproximadamente dos fragmentos de desechos que los científicos asocian con la influencia del hábitat, y se estimó que una persona consume 123 partículas de plástico al año con mariscos.

En los países donde los mejillones son más comunes en la dieta, por ejemplo en Francia o España, este valor puede alcanzar 4.620 unidades. El polvo, según los ecologistas, hace una contribución significativamente mayor: con él en nuestro cuerpo cae de 13.731 a 68 415 unidades de residuos, dependiendo del lugar de residencia.

Otro reciente estudio demuestra que las micropartículas de plástico pueden transmitirse de los peces, hacia arriba por la cadena alimenticia, hasta los depredadores superiores. A esta conclusión llegaron científicos británicos, tras estudiar las heces de las focas grises y la caballa del Atlántico.

Síguenos en Google Noticias