20 Dec 2019 - 6:45 p. m.

El "sol artificial" de China se pondrá en marcha en 2020

Si los científicos pueden descubrir cómo aprovechar la energía producida por la fusión nuclear en el HL-2M Tokamak, el "sol artificial" de próxima generación de China, estaríamos frente a una fuente casi ilimitada de energía.

- Redacción Vivir

Se espera que el HL-2M Tokamak, el "sol artificial" de próxima generación de China, esté operativo en 2020 ya que el trabajo de instalación se ha realizado sin problemas desde la entrega del sistema de bobinas en junio.

Diseñado para replicar las reacciones naturales que ocurren en el sol usando gases de hidrógeno y deuterio como combustibles, el dispositivo tiene como objetivo proporcionar energía limpia a través de una fusión nuclear controlada.

"Se espera que el nuevo aparato, con una estructura y un modo de control más avanzados, genere plasmas a más de 200 millones de grados Celsius", dijo Duan Xuru, jefe del Instituto de Física del Suroeste de la Corporación Nuclear Nacional de China.

Duan fue citado en la Conferencia de Energía de Fusión de China en curso en 2019 celebrada en Leshan, provincia de Sichuan, suroeste de China. El sol artificial proporcionará soporte técnico clave para la participación de China en el proyecto del Reactor Termonuclear Experimental Internacional, así como en el diseño y construcción de reactores de fusión, señaló.

Según el portal de ciencia Futurism, si los científicos pueden descubrir cómo aprovechar la energía producida por la fusión nuclear, podría proporcionar una fuente casi ilimitada de energía limpia. Sin embargo, todavía tienen que encontrar una manera rentable de mantener el plasma extremadamente caliente confinado y estable el tiempo suficiente para que tenga lugar la fusión.

El "sol artificial" fue anunciado por primera vez por investigadores chinos en noviembre pasado. Según Newsweek, los primeros ensayos permitieron a los investigadores crear temperaturas increíblemente altas. Los investigadores están utilizando un dispositivo llamado "tokamak", que utiliza un poderoso campo magnético para atrapar plasma caliente. Nuestro Sol alcanza temperaturas de alrededor de 15 millones de grados centígrados en su núcleo, pero el plasma del sol artificial de China ha alcanzado una temperatura de electrones de 100 millones de grados Celsius, y una temperatura de iones de 50 millones de grados Celsius.

Los iones son los que "generan energía en el dispositivo", dijo Duan Xuru, funcionario de la Corporación Nuclear Nacional de China, a Science and Technology Daily, el periódico oficial del Ministerio de Ciencia y Tecnología de China.

Comparte: