16 Aug 2018 - 10:55 p. m.

El test de embarazo de hace cuatro mil años que usaban las mujeres del Antiguo Egipto

La mujer embarazada debía orinar en un saco hecho de paja de cebada, y en una bolsa de paja de trigo. Según la bolsa donde aparecieran más rápido los brotes, se podía determinar el sexo del bebé. Si ninguno de los sacos germinaba, la mujer no está embarazada.

María Cervantes / AgenciaN + 1

Test de embarazo de un papiro de 3500 años. /Carlsberg Papyrus Collection / University of Copenhagen
Test de embarazo de un papiro de 3500 años. /Carlsberg Papyrus Collection / University of Copenhagen

Los antiguos egipcios sabían sobre la existencia de los riñones y desarrollaron una especie de prueba para el embarazo y para determinar el sexo del niño. Así lo informaron egiptólogos a los periodistas de la publicación ScienceNordic, que decodificaron papiros, encontrados en la antigua ciudad de Tebtunis.

Tebtunis fue fundada alrededor de 1800 a.C. por el faraón XII de la dinastía Amenemkhet III. La ciudad estaba ubicada en el sitio del moderno pueblo de Tel Umm el-Baragat. Tebtunis era el centro del culto a Sobek, el dios del agua y la inundación del Nilo con la cabeza de un cocodrilo. Ahí había un complejo de templos dedicado a Sobek, y en la necrópolis de la ciudad, además de personas, también se enterraron numerosas momias de cocodrilos.

Durante la excavación de la necrópolis en el invierno de 1899-1900, los arqueólogos británicos encontraron papiros. Una parte de los papiros fueron encontrados en el templo de Sobek y otras partes de la ciudad. Muchos de ellos se remontan al período de la dinastía ptolemaica (332-30 a.C.) y a los primeros siglos de nuestra era. Los textos fueron escritos en demótico (una de las formas de la escritura egipcia) y en koiné (la lengua griega del período helenístico).

A principios del siglo XX, una parte de los papiros demóticos fue comprada por la Fundación Carlsberg y donada a la Universidad de Copenhague (Dinamarca). La mayoría de los papiros aún no han sido leídos, y el equipo internacional de egiptólogos, dirigido por Kim Ryholt, jefe de la colección de la universidad, está trabajando en descifrarlos.

Al leer uno de los papiros, los científicos estaban convencidos de que los antiguos egipcios sabían sobre la existencia de los riñones en los humanos. Según un estudiante de la Universidad de Nueva York (EE.UU.), Amber Jacob, que trabaja con manuscritos, este es el texto más antiguo que menciona los riñones. 

En otro texto, escrito hace 3.500 años, se describe una prueba de embarazo y la definición del sexo del niño por nacer. "El texto dice que una mujer embarazada debe orinar en un saco hecho de paja de cebada, y en una bolsa de paja de trigo. Según la bolsa donde aparecen más rápido los brotes, se puede determinar el sexo del bebé. Si ninguno de los sacos germina, la mujer no está embarazada", relata Sofie Schiødt, de la universidad danesa, encargada de descifrar el texto. 

Es interesante que la misma prueba de embarazo se menciona en el texto del folclore alemán de 1699. "Muchas ideas de textos médicos escritos en el antiguo Egipto, aparecen nuevamente en literatura griega y romana posterior. Desde aquí migran a los textos de Medio Oriente y sus huellas se pueden encontrar en la literatura médica poco antes del advenimiento de la medicina moderna", explica Schiødt.

“Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.

Síguenos en Google Noticias