El transporte de alimentos genera un impacto mayor del que se creía

Esa fue la conclusión a la que llegó un grupo de científicos en un estudio que publicaron en la revista Nature. En la investigación, registraron datos de 74 países y regiones, y observaron de dónde procedían los alimentos, su destino y cómo se movían de un lugar a otro.

04 de julio de 2022 - 03:07 p. m.
Los sobornos que pide la policía en Venezuela para dejar pasar los camiones con comida terminan reflejándose en el precio que paga el consumidor.
Los sobornos que pide la policía en Venezuela para dejar pasar los camiones con comida terminan reflejándose en el precio que paga el consumidor.
Foto: AFP - Agencia AFP

Un grupo de científicos, en cabeza de la científica Mengyu Li, investigadora de sustentabilidad de la Universidad de Sydney en Australia, rastrearon la huella de carbono que genera el transporte de ingredientes y alimentos en 74 países y regiones del mundo. Una tarea que hasta el momento continúa siendo difícil de realizar.

(Le puede interesar ¿Cuál es la huella de la comida que llega a nuestra mesa?)

En el mundo, la producción de alimentos significa la puesta en marcha de varias actividades económicas como la agricultura, la cría de ganado y el transporte de alimentos. Todas, aseguran los expertos, generan una gran cantidad de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Según las Naciones Unidas representan un tercio en total de todas las emisiones.

Sin embargo, un eslabón de la cadena productiva de alimentos ha estado rezagado del grueso de investigaciones sobre este tema; se trata del impacto que genera el transporte y distribución. Este nuevo estudio, que se publicó en junio de este año, concluyó que esta actividad representa casi una quinta parte de todas las emisiones de carbono del sistema alimentario.

(Lea La mitad de lugares del patrimonio mundial perderían sus glaciares en este siglo)

Los científicos estudiaron el lugar de procedencia y destino de los alimentos, así cómo la forma en la que se movían de un lugar a otro. Uno de sus descubrimientos fue que en 2017 el transporte de alimentos generó emisiones equivalentes a 3,0 gigatoneladas de CO2 a la atmósfera. Esto representa 7,5 veces más de lo que se había estimado anteriormente en otras investigaciones.

Otra de sus conclusiones es que son las naciones ricas las responsables de producir casi la mitad de todas las emisiones del transporte de alimentos, siendo apenas el 12% de la población mundial. Mientras que, según los investigadores, los países de bajos ingresos, que representan prácticamente la mitad de la población mundial, generaron solo el 20% de las emisiones del transporte internacional de alimentos.

(Le puede interesar Por segundo año consecutivo las emisiones de metano rompieron récord)

Según la revista Nature, las naciones ricas usan refrigeración cuando transportan frutas y verduras frescas, y su traslado de un lugar a otro generó el doble de la cantidad de CO2 que su propio cultivo. Sin embargo, los investigadores dicen que esto no debe incentivar a las personas a dejar de consumir estos alimentos. Lo que sí se puede hacer es asegurar que se trate de productos locales que no requieren largos viajes.

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar